Blog

Tryptizol: Características, funciones y efectos secundarios de este fármaco

El Tryptizol se encuentra dentro de los nombres comerciales de la amitriptilina, un antidepresivo tricíclico que influye en la recaptación de la serotonina y la noradrenalina.

Este fármaco se considera un fármaco esencial por la OMS, dada su enorme efectividad y seguridad, aunque cabe mencionar que tiene bastantes resultados consecutivos.

A continuación vamos a hablar en profundidad sobre el Tryptizol, para qué exactamente se utiliza, cuáles son sus dosis terapéuticas, efectos secundarios, precauciones y con qué interacciona.

¿Qué es el Tryptizol?

El Tryptizol pertence a los nombres comerciales de la amitriptilina, un antidepresivo tricíclico y analgésico que es comercializada asimismo con los nombres de Deprelio, Elavil, Tryptanol, Laroxyl, Sarotex, Lentizo.

Este fármaco fue descubierto en 1960 y, dada su gran importancia médica y siquiátrica, aparte de su gran efectividad y seguridad, este compuesto está dentro de la lista de medicamentos fundamentales de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En contraste a otros antidepresivos tricíclicos, el Tryptizol tiene una eficacia afín a la de los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS), lo que provoca que sea uno de los antidepresivos de su conjunto más usados.

¿Para qué se emplea este medicamento?

Las condiciones para las que el Tryptizol es utilizado son exactamente las mismas que las de la amitriptilina genérica. Este fármaco está aprobado e indicado para el tratamiento y prevención de múltiples condiciones médicas y trastornos mentales diferentes:

  • Trastorno depresivo mayor en mayores.
  • Mal neuropático en adultos (p. ej., fibromialgia o neuralgia postherpética).
  • Profilaxis (prevención) de la cefalea crónica tensional en adultos.
  • Profilaxis de la jaqueca en mayores.
  • Tratamiento de la enuresis nocturna en pequeños a partir de los 6 años (solo cuando no haya funcionado otro régimen y no exista ninguna causa patológica aparente).

En algunos casos, el Tryptizol es utilizado asimismo para el tratamiento de los trastornos de la nutrición. Asimismo, si bien dependiendo del caso y si se considera oportuno, el Tryptizol tiene la peculiaridad de ser usado para el hipo persistente.

Mecanismo de acción

Como comentamos, el Tryptizol es un antidepresivo tricíclico. Actúa inhibiendo la recaptación de serotonina y noradrenalina en las redes de neuronas del sistema nervioso. Al llevar a cabo esto, el fármaco capacidad la acción de estos neurotransmisores en el cerebro y, así, optimización los estados depresivos partiendo de la hipótesis biológica de que la depresión es debida a un mal desempeño de la noradrenalina y la serotonina.

La amitriptilina asimismo inhabilita los canales iónicos de sodio, el potasio y el NMDA (N-metil-D-aspartato). Esto explicaría su efecto en el dolor neuropático y en la prevención de la cefalea crónica tensional y la migraña. Este fármaco tiene una gran afinidad por los receptores alfa-adrenérgicos, muscarínicos M1 y también histamínicos H1. El tryptizol tiene características sedantes y anticolinérgicas, mayores en comparación con otros antidepresivos tricíclicos.

Su acción terapéutica, tanto la antidepresiva como la analgésica, tarda de media entre 2 y 4 semanas en establecerse. En cambio, su acción tranqulizante es bastante rápida e intensa. Sus efectos adversos pueden empezar a manifestarse ya desde la primera dosis.

El Tryptizol, y la amitriptilina en general, se absorbe muy bien por el tracto digestivo. Una vez fué administrado, este fármaco es metabolizado en nortriptilina en el organismo, un metabolito activo que también tiene acción antidepresiva. Este compuesto tiene una acción inhibidora mucho más potente sobre la recaptación de noradrenalina que de serotonina.

¿Cuáles son las dosis terapéuticas de este medicamento?

Antes de intervenir con este fármaco, el profesional que prescriba Tryptizol debería efectuar un ECG del corazón de sus pacientes para comprobar si hay signos de latidos cardíacos poco comunes. El médico debería reevaluar el régimen pasados unos 3 meses y, en caso de que sea necesario, efectuar otro ECG.

El paciente no debería interrumpir el régimen sin consultar antes cuál es la opinión de su profesional médico.

Este fármaco puede tomarse con o sin alimentos, con apariencia de comprimidos tragados con agua y sin masticar.

1. Trastorno depresivo mayor

La dosis inicial en el régimen de la depresión en adultos es de 25 mg dos veces cada día. Dependiendo de la contestación al fármaco, es posible aumentar gradualmente la dosis hasta 150 mg al día divididos en 2 tomas.

En la situacion de personas de edad avanzada (mayores de 65 años) y pacientes con alguna patología cardiovascular, la dosis inicial recomendada es de 10 a 25 mg cada día. Dependiendo de su contestación al fármaco, es posible que el médico decida aumentar gradualmente la dosis a una dosis día tras día de 100 mg divididos en 2 tomas.

La duración de este tratamiento para la depresión es de mínimo de 6 meses. Al igual que con otros fármacos para el régimen de los trastornos depresivos, posiblemente el tolerante comience a notar una mejora pasadas varias semanas. Por ello se le debe insistir que debe tomar el fármaco en todo momento que le recomiende su médico, aún no notando todavía una optimización significativa a corto plazo.

2. Dolor neuropático, cefalea crónico tipo tensional y prevención de la jaqueca

La dosis en adultos para el régimen del dolor neuropático, el dolor de cabeza crónico tensional y la profilaxis de la migraña es de 10 a 25 mg durante la noche. La dosis diaria sugerida para estas condiciones es de 25 a 75 mg. En función de la contestación que esté dando el tolerante al fármaco, es posible que el médico aumente gradualmente la dosis.

En el caso de que se administre una dosis superior a 100 mg se deberán hacer visitas de seguimiento frecuentes. Va a ser el médico quien decida si se debe tomar la dosis solo una vez al día o en dos tomas.

En personas mayores de 65 años o con enfermedad cardiovascular la dosis inicial sugerida es la misma, de 10 a 25 mg por la noche. En función de su respuesta al fármaco, se puede aumentar gradualmente la dosis hasta los 75 mg cada día y, desde ese punto, el médico efectuará un rastreo incesante para asegurarse de que no se dan condiciones adversas.

Los pacientes que toman Tryptizol para el dolor puede que tarden varias semanas en ver de qué forma va reduciéndose. En su caso la duración del régimen es muy variada, en dependencia de lo que aconseje el médico.

3. Incontinencia urinaria nocturna

El Tryptizol es utilizado en pequeños y adolescentes únicamente para tratar la incontinencia urinaria nocturna. Aquí las dosis recomendadas cambian según la edad:

  • Inferiores de 6 años: no se aconseja su toma.
  • De 6 a 10 años: 10 mg ‑ 20 mg.
  • De 11 a más años: 25 mg – 50 mg.

El médico irá aumentando la dosis gradualmente y valorará si se debe proseguir con el régimen para la incontinencia urinaria tras 3 meses.

No se debe regentar Tryptizol en niños y adolescentes inferiores de 18 años para tratar las próximas condiciones de salud: la depresión, el mal neuropático ni como profilaxis del dolor de cabeza crónico tensional ni la migraña. Esto es de esta forma por****que no se realizaron estudios de seguridad ni se ha visto la eficacia en un largo plazo de este fármaco para este conjunto de edad.

Efectos secundarios

Como en todos los fármacos, sean psicofármacos o usados para otras condiciones médicas, el Tryptizol puede provocar resultados consecutivos adversos, en su mayoría compartidos con el resto de antidepresivos tricíclicos, si bien cabe nombrar que la amitriptilina y sus marcas comerciales se diferencian del resto de fármacos de su grupo en que puede dar rincón a síntomas anticolinérgicos.

Ya que es un fármaco muy estudiado y muy usado, se conoce con bastante precisión cuáles son sus síntomas adversos. Son bastantes y, a continuación, los observamos ordenados según su probabilidad de darse.

Resultados perjudiciales usuales (1 de cada 10 personas):

  • Inconvenientes de corazón
  • intervalo QT prolongado.
  • Somnolencia
  • Temblores de las manos u otras unas partes del cuerpo
  • Mareos
  • Dolor de cabeza
  • Latido cardiaco irregular, fuerte o veloz
  • Mareo al erguirse debido a baja presión arterial (hipotensión ortostática)
  • Sequedad de boca
  • Estreñimiento
  • Náuseas
  • Sudoración excesiva
  • Aumento de peso
  • Balbuceo o habla lenta
  • Agresividad
  • Congestión nasal
  • Confusión
  • Alteraciones sexuales (disminución del apetito sexual, problemas de erección)
  • Problemas de atención
  • Cambios en el sentido del gusto
  • Entumecimiento u hormigueos en los brazos o las piernas
  • Inconvenientes de coordinación
  • Dilatación popular
  • Bloqueo cardiaco
  • Fatiga
  • Baja concentración de sodio en sangre
  • Agitación
  • Trastornos urinarios
  • Sensación de sed

Efectos poco usuales (1 de cada 100 personas):

  • Conmociones
  • Tínnitus
  • Aumento de la presión arterial
  • Diarrea, vómitos
  • Exantema cutáneo, exantema en ronchas (urticaria), hinchazón de la cara y la lengua
  • Adversidades para mear
  • Aumento en la producción de leche en la lactancia o secreción de leche materna sin lactancia.
  • Aumento de la presión en el globo ocular
  • Situaciones de colapso
  • Empeoramiento de la insuficiencia cardiaca
  • Empeoramiento de la función hepática (p. ej. enfermedad hepática colestásica)
  • Incremento de la presión en el globo ocular, ataques de visión turbia intermitente, visión en arcoíris y dolor ocular
  • Excitación y ansiedad
  • Problemas para reposar y pesadillas

Resultados perjudiciales extraños (1 de cada 1.000 personas):

  • Estreñimiento grave
  • Hinchazón del estómago
  • Fiebre
  • Vómitos
  • Parálisis de partes del intestino
  • Ictericia: coloración amarillenta de la piel y la parte blanca de los ojos.
  • Afectaciones en el hígado.
  • Moratones y sangrados
  • Palidez
  • Dolor de garganta
  • Afectación en la sangre y en la medula ósea.
  • Disminución del número de glóbulos colorados, glóbulos blancos y plaquetas.
  • Pensamientos y comportamientos suicidas.
  • Disminución del apetito
  • Desvaríos (singularmente en pacientes de edad avanzada) y alucinaciones
  • Ritmo cardíaco o patrón cardiaco anormal
  • Hinchazón de las glándulas salivales
  • Caída del cabello
  • Incremento de la sensibilidad a la luz del sol
  • Incremento del tamaño de las mamas en los hombres
  • Fiebre
  • Pérdida de peso
  • Desenlaces de pruebas de función hepática anómalas

Resultados perjudiciales muy raros (1 de cada 10.000 personas):

  • Glaucoma agudo: visión intermitente, en arcoiris y mal ocular.
  • Patologías del músculo cardiaco
  • Sensación de inquietud y necesidad de estar en continuo movimiento
  • Alteración de los nervios periféricos
  • Aumento agudo de la presión en el ojo
  • Torsades de pointes: formas particulares de ritmo cardiaco anormal.
  • Inflamación alérgica del alveolo pulmonar y del tejido pulmonar

Resultados perjudiciales de continuidad no conocida

  • Sepa de sensación de apetito
  • Incremento o descenso de los escenarios de azúcar en sangre
  • Paranoia
  • Modificaciones del movimiento (movimientos involuntarios o movimientos disminuidos)
  • Inflamación por hipersensibilidad del músculo cardiaco
  • Hepatitis
  • SofocoS
  • Ojos secos

Se ha observado un incremento del peligro de fracturas óseas en los pacientes tratados con este género de fármacos.

Precauciones y contraindicaciones

Antes de tomar Tryptizol, es necesario conocer cuáles son las precauciones y contraindicaciones de este fármaco. No se recomienda tomarlo en los siguientes supuestos:

  • Si se es alérgico a la amitriptilina u otros elementos del fármaco.
  • Si se ha tenido recientemente un ataque al corazón (infarto de miocardio).
  • Si se ha tenido inconvenientes de corazón como alteraciones del ritmo cardiaco, detectadas en un electrocardiograma (ECG), bloqueo cardiaco o patología coronaria.
  • Si se está tomando IMAO en la actualidad o en los últimos 14 días.
  • Si se ha tomado moclobemida el día previo.
  • Si se padece patología hepática grave.
  • No está indicado en niños inferiores de 6 años.

En el caso de haberse comenzado a tomar Tryptizol, se debe interrumpir el régimen con este fármaco y esperar unos 14 días antes de comenzar cualquier tratamiento con un IMAO (inhibidores de la monoamino oxidasa)

La amitriptilina no se aconseja a lo largo del embarazo, a no ser que el médico haya considerado mayores los beneficios que los riesgos del tratamiento.

Cabe advertir del riesgo de tomar Tryptizol a lo largo de la última una parte del embarazo puesto que se corre el riesgo de que el recién nacido presente síntomas de abstinencia como irritabilidad, aumento de la tensión muscular, temblores, respiración irregular, llanto fuerte, mala succión, retención urinaria y estreñimiento.

Gracias a que este medicamento puede ocasionar somnolencia y mareo no se aconseja utilizar maquinaria pesada ni conducir a lo largo de las primeras semanas de su toma. Del mismo modo, si se notan estos síntomas alén de ámbas primeras semanas se debería evitar conducir y utilizar cualquier herramienta pesada, además de avisar al médico sobre los resultados perjudiciales.

Dosis altas y sobredosis

A dosis altas, el Tryptizol (amitriptilina) puede provocar trastornos del ritmo cardiaco y también hipotensión. Esto también puede ocurrir a dosis habituales caso de que se tenga una condición cardíaca preexistente.

Se vió que el Tryptizol puede ser el responsable de un problema de corazón llamado intervalo QT prolongado, una condición que se identifica a través de un ECG. También puede ocasionar trastornos del ritmo cardiaco, tanto con apariencia de latido del corazón veloz o irregular. Es urgente comunicar al médico de referencia en caso de padecer alguno de los próximos síntomas o darse estos supuestos:

  • Continuidad cardiaca lenta.
  • Insuficiencia cardiaca: el corazón no puede bombear la sangre apropiadamente.
  • Bajos escenarios de potasio o magnesio en sangre.
  • Nivel prominente de potasio en sangre.
  • Se está tomando cualquier otra medicación que puede ocasionar inconvenientes cardiacos.
  • Se tiene una intervención quirúrgica programada (puede ser necesario interrumpir el régimen con amitriptilina antes de que se administren anestésicos).
  • En caos de una cirugía urgente, se debe informar al anestesista de la toma de amitriptilina.
  • Glándula tiroides bastante activa.
  • Toma de medicamentos para la tiroides.

Los síntomas asociados a una sobredosis con amitriptilina son:

  • Dilatación pupilar
  • Latidos cardíacos rápidos o irregulares
  • Problemas para orinar
  • Xerostomía: sequedad de boca y lengua
  • Bloqueo intestinal
  • Crisis epilépticas
  • Fiebre
  • Agitación y nerviosismo
  • Confusión y alucinaciones
  • Movimientos incontrolados
  • Presión arterial baja
  • Pulso débil
  • Palidez
  • Adversidades para respirar
  • Piel con tono azul
  • Disminución de la frecuencia cardiaca
  • Somnolencia
  • Pérdida de la conciencia
  • Coma
  • Inconvenientes cardiacos: bloqueo cardiaco, insuficiencia cardiaca, hipotensión, shock cardiogénico, acidosis metabólica, hipopotasemia

Interacciones con otras substancias

Algunos fármacos interaccionan con el Tryptizol, logrando agudizar los resultados perjudiciales. Es por ello que es primordial informar al médico sobre la toma de los siguientes medicamentos:

  • IMAO (p. ej., enelzina, iproniazida, isocarboxazida, nialamida o selegilina)
  • Adrenalina, efedrina, isoprenalina, noradrenalina, fenilefrina y fenilpropanolamina (presentes en medicamentos para la tos, antigripales y anestésicos)
  • Medicamentos para tratar la presión arterial alta
  • Antagonistas de los canales de calcio (p. ej., diltiazem y verapamilo),
  • la guanetidina, la betanidina, la clonidina, la reserpina y la metildopa
  • Fármacos anticolinérgicos (p. ej., atropina, hiosciamina)
  • Tioridazina
  • Tramadol
  • Fármacos antifúngicos (p. ej., fluconazol, terbinafina, ketoconazol e itraconazol)
  • Sedantes (p. ej., barbitúricos)
  • Antidepresivos (p. ej., ISRS)
  • Fármacos para ciertas patologías del corazón (p. ej., betabloqueantes y antiarrítmicos)
  • Cimetidina (utilizada para tratar las úlceras de estómago)
  • Metilfenidato (empleado para tratar el TDAH)
  • Ritonavir (usado para tratar el VIH)
  • Anticonceptivos orales.
  • Rifampicina (para tratar infecciones)
  • Fenitoína y carbamazepina (utilizadas para tratar la epilepsia)
  • Hierba de San Juan (Hypericum perforatum, antidepresivo fitoterapéutico)
  • Medicamentos para la tiroides
  • Ácido valproico

También se debe reportar al médico si se está tomando hoy día o se ha tomado últimamente medicamentos que pueden alterar el ritmo cardíaco como:

  • Medicamentos para tratar los latidos cardíacos irregulares (p. ej., quinidina y sotalol)
  • Astemizol y terfenadina (utilizados para tratar las alergias y la rinitis estacional)
  • Psicofármacos como pimozida y sertindol
  • Cisaprida (para tratar la indigestión)
  • Halofantrina (para tratar la malaria)
  • Metadona (para tratar el mal y para la desintoxicación)
  • Diuréticos (medicamentos para ayudar a orinar)

Los anestésicos utilizados en las intervenciones quirúrgicas tienen efectos peligrosos con el Tryptizol, al margen de si son anestésicos generales o locales.Por ello se debe comunicar al médico y al anestesista sobre la toma de amitriptilina antes de someterse a cualquier cirugía, sea a corazón abierto o una intervención dental.

Tampoco se aconseja tomar alcohol durante el régimen con este fármaco, ya que puede acrecentar su efecto sedante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba