Blog

DESGASTE FÍSICO: CAUSAS Y CÓMO PREVENIRLO

Hoy en día existen diversas maneras de detectar el DESGASTE FÍSICO y MENTAL, los médicos en general se enfocan principalmente en la alimentación y la rutina diaria de la persona que presenta este diagnóstico. La mala alimentación y el estrés son factores fundamentales para el desarrollo o aparición de varias enfermedades.

Burnout describe un estado de profundo agotamiento emocional, físico y mental. Los afectados tienen dificultades para concentrarse y cometen muchos errores. Algunos también pierden la energía para su vida privada. El agotamiento generalmente se atribuye a demandas excesivas y estrés en el trabajo. Pero las causas son variadas. Aquí puede averiguar cómo reconocer el agotamiento, cómo protegerse y cómo superarlo.

Burnout: síntomas

Los síntomas del agotamiento son muy diversos. Se expresan emocional, psicológica y mentalmente, pero también pueden presentarse en forma de quejas psicosomáticas. Cada individuo afectado muestra un patrón diferente de síntomas. Estos cambian según la fase de la enfermedad. Sin embargo, el síntoma principal del agotamiento es una sensación de agotamiento profundo.

Síntomas de agotamiento en las etapas iniciales

En la fase inicial del agotamiento, la persona afectada suele poner mucha energía en sus tareas. Esto puede suceder voluntariamente por idealismo o ambición, pero también puede surgir por necesidad, por ejemplo, debido a múltiples cargas, familiares que requieren cuidados o miedo a perder un trabajo.

Un signo temprano característico de agotamiento es cuando ya no puedes desconectarte de tu entorno. Ya no puedes recuperarte adecuadamente, es menos eficiente y luego tienes que usar aún más fuerza para hacer frente a tus tareas. Esto inicia un círculo vicioso. Otros síntomas de agotamiento en la fase inicial incluyen:

  • Sensación de ser indispensable
  • Sensación de no tener tiempo suficiente
  • Negación de las propias necesidades
  • Supresión de fracasos y decepciones
  • Restricción de contactos sociales a clientes, pacientes, clientes, etc.

Pronto se notan los primeros signos de agotamiento. Esto incluye:

  • Inquietud
  • Falta de energía
  • Falta de sueño
  • Mayor riesgo de accidentes
  • Mayor susceptibilidad a las infecciones

2da fase: participación reducida

El exceso de compromiso que es típico de la fase de nivel de entrada en algún momento se inclinará cada vez más hacia una actitud exigente. Los afectados esperan que se les devuelva algo por sus grandes esfuerzos. Si están decepcionados, se deslizan hacia una frustración severa. Los siguientes síntomas le ayudarán a reconocer un agotamiento inminente:

  • Despido interno: los afectados toman descansos más largos de lo habitual, llegan tarde al trabajo y se van demasiado temprano. Estás entrando cada vez más en un estado de «resignación interior». La fuerte renuencia a trabajar significa que ellos, si es que lo hacen, solo hacen lo que es absolutamente necesario.
  • Despersonalización y cinismo: una «despersonalización» de las relaciones es un síntoma típico de agotamiento, especialmente en las profesiones de ayuda. La capacidad de empatizar con los demás (empatía) disminuye. La frialdad emocional y el cinismo se esparcen en los tratos. El personal de enfermería luego devalúa severamente a sus pacientes, por ejemplo.
  • Efectos en la familia: estos signos de agotamiento a menudo también tienen un impacto en la vida familiar. Los afectados exigen cada vez más a su pareja sin devolver nada. Ya no tienen la fuerza ni la paciencia para pasar tiempo con sus hijos.

Los síntomas típicos de agotamiento en esta fase son:

  • Idealismo menguante
  • Cierre el compromiso
  • Sensación de falta de aprecio
  • Sensación de ser explotado
  • Floreciendo en el ocio
  • Creciente distanciamiento de clientes, pacientes, socios comerciales
  • Disminución de la capacidad de empatizar con los demás
  • Frialdad emocional y cinismo
  • Sentimientos negativos hacia colegas, clientes o superiores

3. Respuestas emocionales: depresión, agresión, señalar con el dedo

Los síntomas del agotamiento también se expresan en reacciones emocionales. Cuando el compromiso excesivo se convierte lentamente en frustración, la desilusión suele extenderse. La gente se da cuenta de que la realidad no es lo que quiere. Usted culpa al medio ambiente o a ti mismo. Es más probable que lo primero conduzca a la agresión. Esto último contribuye a un estado de ánimo depresivo («¡Soy un fracaso!»).

Los síntomas depresivos del agotamiento son:

  • Sentirte impotente e indefenso
  • Sensación de vacío interior
  • Autoestima que se desmorona
  • Pesimismo
  • Ansiedad
  • Abatimiento
  • Languidez

Los síntomas agresivos del agotamiento son:

  • Asignación de culpa externamente, a tus compañeros, superiores o «al sistema»
  • Mal humor, irritabilidad, impaciencia.
  • Conflictos frecuentes con los demás, intolerancia
  • Enfado

4. Degradación, disminución de la eficiencia

La motivación en declive y la fuerte carga emocional se reflejan en un desempeño deficiente después de un tiempo. Los afectados tienen más probabilidades de cometer errores por descuido u olvidar las citas. Otros signos de deterioro cognitivo son:

  • Creatividad menguante
  • Incapacidad para manejar tareas complejas
  • Problemas para tomar decisiones
  • Pensamiento indiferenciado en blanco y negro
  • Rechazando el cambio

En una inspección más cercana, los dos últimos síntomas de agotamiento también se basan en la disminución del rendimiento. Porque el pensamiento y los cambios diferenciados requieren una fuerza que los candidatos al agotamiento ya no pueden reunir.

5. Aplanamiento, desinterés

La falta de energía también conduce a un retraimiento emocional. Los afectados reaccionan cada vez con mayor indiferencia. A menudo se aburren, abandonan sus pasatiempos, se alejan de sus amigos y familiares. El agotamiento te hace sentir solo.

6. Reacciones psicosomáticas

El enorme estrés psicológico también se refleja en quejas físicas. Estos signos psicosomáticos aparecen en las primeras etapas del agotamiento. Los síntomas físicos incluyen:

  • Trastornos del sueño y pesadillas.
  • Tensión muscular
  • Dolor de espalda
  • Dolor de cabeza.
  • Aumento de la presión arterial
  • Náuseas e indigestión (vómitos o diarrea).
  • Problemas sexuales
  • Aumento o pérdida de peso grave debido a cambios en los hábitos alimentarios
  • Aumento de probabilidad para caer en vicios como la nicotina, alcohol
  • Mayor susceptibilidad a las infecciones

7. Etapa final: desesperación

En la última etapa de agotamiento, la sensación de impotencia aumenta hasta convertirte en una desesperanza generalizada. La vida te parecerá vacía y sin sentido, por lo cual surgen pensamientos suicidas. Entonces nada trae más alegría y todo se vuelve indiferente. Los afectados se hunden en una grave depresión por agotamiento.

Causas del Burnout

Las causas del agotamiento son tan individuales como los mismos afectados Las necesidades y objetivos de cada persona son únicos en su constelación particular. El entorno en el que viven es igualmente diferente.

Factores de riesgo de agotamiento

Básicamente, parece haber dos tipos de personas que tienen un mayor riesgo de agotamiento:

  • Personas con baja autoestima que son, por tanto, hipersensibles, más adaptadas y pasivas, y especialmente necesitadas de amor.
  • Así mismo, entre los candidatos al burnout se suele encontrar personas dinámicas, muy decididas que quieren alcanzar una meta alta con mucha ambición, idealismo y compromiso.

Estos dos tipos son muy opuestos y, sin embargo, tienen algo en común. Ambos tipos tienen dificultad para expresar sus sentimientos y un fuerte deseo de ser reconocidos por quienes los rodean.

Los factores de riesgo internos del agotamiento también son:

  • Dependencia de la autoimagen del ejercicio exitoso de un solo rol (por ejemplo, la enfermera abnegada, el gerente exitoso)
  • Duda sobre el sentido de las propias acciones.
  • Uso desproporcionado de energía.
  • Metas que no satisfacen sus propias necesidades, sino las expectativas de los demás.
  • Altas expectativas de la recompensa que sigue al logro de un objetivo determinado
  • Dificultad para admitir debilidad e impotencia personal
  • Dificultad para decir «no», ya sea a los demás de su propio «impulsor interno» que impulsa a las personas ambiciosas a la perfección y al máximo rendimiento.

Causas externas que aumentan el riesgo de agotamiento

Muchos procesos de agotamiento comienzan cuando la situación de la vida cambia fundamentalmente. Este puede ser el comienzo de sus estudios, el ingreso a una carrera, un cambio de trabajo o un nuevo supervisor. En esas fases de agotamiento, la propia imagen de uno mismo se ve a veces gravemente alterada, las expectativas se ven defraudadas o incluso las metas de la vida se destruyen.

Por el contrario, la falta de un cambio esperado también puede contribuir a la frustración y el agotamiento, por ejemplo, si el trabajo deseado se le da a otro solicitante o si la promoción no se materializa.

Los factores externos que aumentan el riesgo de agotamiento son:

  • Sobrecarga de trabajo
  • Falta de control
  • Falta de autonomía
  • Falta de reconocimiento
  • Falta de justicia
  • Recompensas insuficientes
  • Obstáculos burocráticos
  • Conflicto entre los propios valores y creencias y los requisitos
  • Falta de apoyo social en la vida privada
  • Conflictos no resueltos con superiores o empleados

Prevención

DESGASTE FÍSICO

Incluso las personas que suelen ser buenas para hacer frente a los problemas pueden desarrollar agotamiento cuando están estresadas. La buena noticia es que usted no está a merced de este proceso y puede contribuir usted mismo a prevenir el agotamiento. Las siguientes estrategias pueden ayudarlo:

  • Percepción de sus propias necesidades: trate de percibir sus deseos y necesidades. ¿Qué es realmente importante para ti? ¿Reconocimiento social, oportunidades de avance, libertad para dar forma a los procesos de trabajo u oportunidades de influencia? Admítete a ti mismo que tus necesidades son tan importantes como las de quienes te rodean.
  • Descubrir necesidades básicas: El agotamiento surge de la frustración. Encuentre tareas que satisfagan sus necesidades básicas individuales. Creatividad, por ejemplo, reputación, contacto o movimiento social diverso, por ejemplo. Por lo tanto, al elegir un trabajo, es importante que esté familiarizado con la vida cotidiana en el trabajo al que aspira.
  • Manejo del estrés y relajación: el estrés es un factor de agotamiento. ¡Tome contramedidas activas! El manejo del estrés y las técnicas de relajación, como el entrenamiento autógeno o la relajación muscular progresiva, son útiles para la profilaxis del agotamiento.
  • Autoconciencia: el agotamiento suele pasar desapercibido. Pregúntese con regularidad cuánto estrés padece y qué tan satisfecho está con su vida.
  • Diario de estrés: un diario de estrés ayuda a descubrir en qué situaciones y contextos se produce el estrés y si aumenta continuamente. Si no solo quiere confiar en su autoconciencia, también puede pedir ayuda a sus amigos y familiares. Es posible que se reflejen en ti si pareces más irritable o menos motivado de lo habitual.
  • Contactos sociales: La red social es un factor importante en la prevención del burnout. Dedique tiempo a sus amigos y familiares. El contacto con personas cercanas a ti te ofrece el equilibrio necesario para la vida laboral.
  • Desempoderar a los impulsores internos: las personas que son propensas al agotamiento tienen impulsores internos que los empujan hacia demandas excesivas. Pueden ser máximas como «¡Sé perfecto!» O «¡Hazlo bien!». Date cuenta de que nadie siempre puede ser perfecto y que los errores son parte de la vida.
  • Defina metas claras en la vida: descubra qué metas son realmente importantes para usted en la vida. Puede usar su energía de manera específica. Además, trate de deshacerse de las ideas que otros le han inculcado. Esta es la única forma de evitar atascarse en proyectos que agotan la energía y que, en última instancia, no le satisfacen.
  • Fortalecimiento de la autoaceptación: las personas que obtienen su confianza en sí mismas principalmente de un rol en su trabajo o vida privada son particularmente susceptibles al agotamiento: la madre perfecta o el gerente exitoso. Las personas con una fuerte aceptación de sí mismas también tienen una confianza en sí mismas que es independiente del éxito. Esto reduce el riesgo de compromiso excesivo y la sensación de ser explotado.
  • Estilo de vida saludable: un estilo de vida saludable también puede prevenir el agotamiento. Esto incluye una dieta equilibrada, pero sobre todo ejercicio regular y mucho ejercicio, esto ayuda a reducir el estrés. Limite el consumo de estimulantes (p. Ej., Nicotina, cafeína) o alimentos de lujo (Alcohol, azúcar). Esto no solo lo hace sentir más en forma, sino que también puede ir menos allá de sus límites personales sin los controladores químicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba