Salud de tu cerebro

Omega 3 para el cerebro: beneficios para la memoria y la concentración.

Seguramente has leído o escuchado millones de veces sobre los beneficios el Omega 3 para el organismo pero; ¿sabes que es el omega 3 y cuál es su función en los diversos sistemas del organismo?; ¿Por qué es bueno el omega 3 para el cerebro?; En activa tu cerebro te contaremos a detalle sobre las propiedades de este ácido graso esencial, sus beneficios y su importancia para el organismo.

Beneficios del omega 3

Propiedades del Omega 3

Las grasas y aceites ordinarios; así como las ceras de algunos alimentos forman parte de los lípidos. Los lípidos a su vez conforman las estructuras y membranas celulares de nuestro organismo. 95% de los lípidos están constituidos por triglicéridos; se denominan así debido a su composición química: una molécula de alcohol unida a tres moléculas de glicerol.

Químicamente los ácidos grasos son cadenas rectas de hidrocarburos. En un extremo terminan como grupo metilo y en el otro extremo terminan en un grupo carboxilo; esto le confiere propiedades químicas que los diferencian de otros nutrientes como las proteínas y los carbohidratos.

La forma más común de clasificar los ácidos grasos es dividirlos en saturados (monoinsaturados) e insaturados (poliinsaturados). El primer doble enlace de la cadena, contando a partir del extremo metilo indistintamente de su longitud, se denomina OMEGA.

Existen tres familias omegas de ácidos grasos poliinsaturados: Ω-3, Ω-6 y Ω-9. El Omega 3 (Ω-3) para este grupo; al igual que el Omega 6 es considerado un ácido graso esencial ya que no puede ser sintetizado por el organismo y además es necesario para que el cuerpo cumpla sus funciones vitales.

Actualmente se conocen tres clases de Omega 3: ácido alfa linolénico (ALA), ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA); todos ellos se pueden conseguir en distintas fuentes nutricionales y además cumplen una amplia variedad de funciones como sucede con el DHA para el cerebro y la retina.

Omega 3 para el organismo

El omega tres para el cerebro es sumamente vital; aun más en la etapa de desarrollo y crecimiento ya que se acumula en la corteza cerebral y la retina para ayudar a corregir problemas de los campos visuales. Otra de las propiedades descritas del Omega 3 es su efecto antinflamatorio y coadyuvante del sistema inmune.

Todas estas propiedades convierten al omega 3 en un factor esencial para prevenir enfermedades inflamatorias; Por ejemplo: enfermedad de Crohn, artritis reumatoide, psoriasis y colitis ulcerativa.

Beneficios del Omega 3 para el cerebro

Esta científicamente probado que el consumo de Omega 3 es beneficioso en procesos de ansiedad y problemas de ubicación temporo-espacial. Así como es esencial para procesar funciones mentales superiores: memoria y aprendizaje; puesto que el omega 3 actúa como un precursor de prostaglandinas y tromboxanos que facilitan el proceso de sinapsis neuronal.

El omega 3 para el cerebro en especial el DHA funciona como un factor de activación cerebral, se ha demostrado que cuando existe correcta concentración de DHA se mejora la actividad cerebral.

Dos terceras partes de las membranas celulares de los fotorreceptores de la retina están conformados anatómicamente por DHA por lo que el DHA cumple además desempeño importante en el desarrollo de los ciclos de sueño.

El DHA tiene un efecto protector en contra de la hostilidad en situaciones de estrés por lo que se ha usado como tratamiento para la depresión y conductas violentas. El DHA forma la columna vertebral del correcto desarrollo y crecimiento del cerebro es por eso que un déficit significativo es predictivo para problemas de conducta; sobre todo en niños que desarrollan síndrome de déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

Omega 3 para la memoria y la concentración

El desarrollo y crecimiento del cerebro comienza desde la vida intrauterina, durante la etapa de la niñez depende directamente del aporte nutricional y los hábitos cotidianos como los patrones de sueño. 70% de la estructura del cerebro esta conformada por grasas, el 30% restante es agua y proteínas. Dentro de las grasas se incluyen las grasas saturadas, que el cerebro puede sintetizar y los omega polinsaturados considerados ácidos grasos esenciales.

Un estudio denominado “Women’s Health Initiative Memory Study” ; determinó los niveles en sangre de Omega 3 en un grupo de mujeres y 8 años después confirmo por resonancia magnética el volumen cerebral. Como resultados obtuvieron que las mujeres con mayor concentración de omega 3 en sangre presentaban un cerebro más grande y con estructuras anatómicas mejor preservadas. El área con mejor desarrollo era el hipocampo; quien desempaña un rol importante en el proceso de memoria.

El envejecimiento fisiológico incluye deterioro de las funciones cognitivas; por eso con el transcurso de los años las personas comienzan a presentar problemas cognitivos en el funcionamiento de su capacidad metal; como aprendizaje, memoria y orientación. Cada día que pasa se propone el omega 3 para el cerero como un suplemento dietético para reducir el riesgo de deterioro cognitivo.

Los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga de la familia omega-3 son de gran importancia para la función neuronal correcta, sobre todo en zonas especializadas como el hipocampo.

Una dieta equilibrada y con aporte adecuado de Omega 3 no solo proporcionará protección en contra de la mal nutrición y procesos de desnutrición proteico-calórica sino que además protegerá las funciones cognitivas del proceso de envejecimiento fisiológico relacionados con la disminución del volumen, la vascularización y la integración funcional del cerebro.

Omega 3

Omega 3 para el cerebro

Asegúrate de mejorar tus hábitos alimenticios a partir de hoy, practicar hábitos alimenticios en desequilibrio con platos que contienen bajas proporciones de minerales, vitaminas, con bajo contenido de proteico y lipídico, pero ricos en hidratos de carbono; a lo largo del tiempo se traducirán en marcos de obesidad o desnutrición.

Un buen estado nutricional, obtenido con el aporte equilibrado de nutrientes, puede contribuir a la promoción de la salud, el mantenimiento de la independencia y la autonomía lo que memora significativamente nuestra calidad de vida. La seguridad de nuestro estado nutricional depende directamente de nuestros hábitos, si mejoramos nuestra forma de comer a temprana edad, incluyendo Omega 3 en nuestra dieta estaremos combatiendo el deterioro de nuestros procesos cognitivos y funcionamiento cerebral.

El ácido alfa linolénico (ALA) se encuentra en los vegetales y su conversión a metabolitos más activos, tales como los ácidos eicosapentaenoicos (EPA) y docosahexaenoico (DHA), es muy baja. Las fuentes nutricionales de EPA y DHA son las algas y peces marinos de aguas profundas y frías: atún, sardina, salmón, trucha, bacalao.

Los frutos secos y aceites vegetales también conforman una fuente segura de Omega 3: semillas de chía, aceite de oliva, aceite de linaza y nueces. Quédate con nosotros en activa tu cerebro y aprende más sobre los alimentos y nutrientes beneficiosos para tu cerebro, el omega 3 para el cerebro es vital pero tenemos muchos más datos para ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba