Tipo T.R.U.M.P. o G.A.N.D.H.I.: Patrones mentales y pensamiento crítico

Podemos definir el pensamiento crítico como la capacidad de dudar sobre aquello que se nos presenta como verdadero. Pensar de manera crítica es pensar en base a las preguntas más que en las respuestas. Respuestas tenemos todas las que queramos, el problema es que las creamos todas ciertas.

Índice
  1. Sin pensamiento crítico somos más vulnerables a ser manipulados
  2. El cerebro evoluciona, pero no tan rápido
  3. Tipos de patrones mentales y pensamiento crítico 

Sin pensamiento crítico somos más vulnerables a ser manipulados

La tendencia natural es dar por sentado esa primera verdad, pero establecer esta rutina de forma automática nos hace mucho más vulnerables a la manipulación. En los tiempos de sobrecarga de información en los que vivimos se vuelve más necesario si cabe desarrollar un pensamiento crítico que nos proteja a la hora de tomar decisiones en función de esa presunta verdad que nos bombardean a través de redes sociales en forma de publicaciones y falsas noticias, faltas de contexto, faltas de respuestas para las preguntas adecuadas a nuestros propios intereses, creencias y necesidades.

| Artículo relacionado: Psicología Política: de la filosofía al neuromárketing para influenciar en el voto

El cerebro evoluciona, pero no tan rápido

Nuestro cerebro, como órgano, es prácticamente el mismo que hace 100.000 años. Por fortuna, y por eso hemos evolucionado tanto, tiene una gran capacidad de plasticidad para irse adaptando a los cambios tecnológicos, como la alta carga de información que tenemos que procesar desde la revolución de internet y las pantallas. Lo que sucede es que eso lleva un tiempo y nuestro cerebro hace lo que puede por adaptarse, ahora parece que tiene que hacerlo a una velocidad y exigencia mayor, con las consecuencias sobre el procesamiento que eso puede tener, cometiendo más errores y sesgos cognitivos en función de nuestro patrón mental. 

El pensamiento crítico es la mejor herramienta para subsanar estos pequeños errores de procesamiento de la información a la que estamos sobreexpuestos y que además cada vez se solicita de manera más inmediata, lo que da todavía más pie a un procesamiento más automático en función de los patrones mentales bajo los que funcione nuestro cerebro. 

Artículo Recomendado:  5 libros infantiles sobre inteligencia emocional

| Artículo relacionado: Cómo la dictadura digital afecta la opinión pública y la privacidad en la era digital

Tipos de patrones mentales y pensamiento crítico 

En una investigación neurocientífica de la Universidad de Harvard (EEUU) y la Universidad de Minho (Portugal) de 2017 se ha demostrado la existencia de dos tipos de patrones mentales denominados T.R.U.M.P. y de otro que lo combate tipo G.A.N.D.H.I. 

Patrón mental tipo TRUMP

Las propias siglas de los patrones identifican muy bien por donde va cada modelo de sistema de procesamiento mental. El patrón mental tipo T.R.U.M.P. se caracteriza por ser Amenazador, Reaccionario, Despiadado, Maquiavelico y Partidista (Threatening, Reactionary, Unforgiving, Machiavellian and Partisan, en inglés). 

Las personas que presentan este tipo de patrón cerebral tipo T.R.U.M.P. se ven condicionadas por una visión del mundo más amenazante (se detecta mucha actividad en la amígdala cerebral) y son menos abiertas o no les gustan las nuevas ideas, por lo que se les considera más reaccionarias (actividad reducida en el cingulado anterior), también son personas vengativas ya que se ha demostrado que sienten mas placer al tomar represalias (mayor actividad en el sistema de recompensa en el estriado dorsal, asociado a la venganza). Son personas que tienden a la manipulación, egoísmo y explotación para su propio lucimiento y beneficio personal (maquiavelismo y narcisismo). 

La visión de la sociedad de las personas tipo TRUMP está sesgada para beneficiar a aquellos que piensan de la misma forma que ellas, a su propia gente y grupo (como sucede en los partidos políticos) y son más propensas a menospreciar, odiar o destruir a los que piensen de diferente manera o critiquen sus ideas. 

Estas características se relacionan con tomas de decisiones con gran déficit de pensamiento crítico al ser tomadas en base al miedo, que unido a una mentalidad reaccionaria restringen su foco atencional sobreestimando las  posibles amenazas sobre la neutralidad de los estímulos. 

| Artículo relacionado: Perfil psicólogico de Troll y Hater en internet

Pensamiento tipo TRUMP: arma de destrucción masiva

Un ejemplo, es la visión del propio Donald Trump sobre lo que considera una amenaza, el pueblo mexicano, y el famoso muro, que él y sus seguidores querían construir para blindar sus propios ideales. Esto es lo que fortalece esa mentalidad partidista, por la fuerte lealtad a las personas que piensan como tú y el sesgo negativo hacia los que lo hacen de manera contraria, sin pararse a pensar si es mejor o peor por esa falta de pensamiento crítico. Parece que les es más fácil quedarse con ese pensamiento automático de nuestro círculo de confianza que preguntarse más allá del mismo si está bien o mal. 

Artículo Recomendado:  ¿Por qué se queman las influencers?

Este tipo de mentalidad tipo T.R.U.M.P. es perjudicial para la convivencia y el bienestar social general debido a la falta de apertura al cambio y la aceptación de otros pensamientos e ideologías que fomenten el progreso y desarrollo humano que fomenta la influencia social de masas y la manipulación hacia intereses únicos. Por tanto, es un patrón mental limitante del pensamiento crítico, que por desgracia avanza en nuestra sociedad.

Patrón mental G.A.N.D.H.I. 

¿Qué podemos hacer para contrarrestar este tipo de patrón mental? La propuesta del equipo de neurocientíficos que estudió este tipo de patrones es la de incentivar una mentalidad tipo G.A.N.D.H.I. caracterizada por un pensamiento, actitud y comportamiento ante los sucesos de la vida de tipo Generoso, Afectuoso, Educador, Empático, Humanista e Interpersonal (Giving, Affectionate, Nurturing, Decentered, Humanistic and Interpersonal, de sus siglas en inglés). 

Para ello, debemos educar a la gente con el apoyo de la psicología y pedagogía en hacerles ver que el mundo no es tan amenazante como parece proporcionando entornos estimulantes y enriquecedores que promuevan la educación, el aprendizaje y el pensamiento crítico, así como la compasión, respeto, amabilidad, la cooperación, la empatía y otras variables de inteligencia emocional para ser capaces de entender y procesar mejor los estímulos del mundo que nos rodea para dar mejores respuestas a las preguntas que nos hacemos. 

Cambiar una mentalidad T.R.U.M.P por una mentalidad G.A.N.D.H.I. es la mejor propuesta de valor para crear mayor bienestar social y sostenibilidad de todos, y no de unos pocos. Así, construiremos mejor la sociedad del futuro. 

Referencias

Gonçalves, Ó. F., & Boggio, P. S. (2017). Is there a TRUMP brain? Implications for mental health and world peace. Porto Biomedical Journal, 2(6), 247-249

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

https://cdn.megakontraktor.co.id/

Situs Bandar

Situs Togel Terpercaya

Togel Online Hadiah 4D 10 Juta

Bandar Togel

Togel Online

Togel Toto Macau