Blog

6 claves para mejorar tu comunicación en las relaciones personales

Varios de los puntos de la vida capaces de aportarnos confort y felicidad pasan por comprender conectar con el resto de personas, ya sea en relaciones formales (negociaciones, entrevistas de trabajo…) o informales (hacer amigos, pasar tiempo en familia…). La idea de que cada uno de ellos puede buscar la alegría “por su parte” y sin tener en consideración a el resto resulta muy simplista, cuando no de forma directa engañosa.

No obstante, esas personas que en su día a día experimenten inconvenientes en sus relaciones personales no tienen por qué verse obligadas a resignarse ante esto. Hay múltiples cosas que podemos llevar a cabo para enriquecer nuestra vida social y volverla más exitosa, y entre ellas, progresar nuestras habilidades de comunicación se encuentra dentro de las mucho más útiles.

Partiendo de esta idea, aquí vamos a hacer una ojeada a las ideas clave más importantes para mejorar tu comunicación en las relaciones personales de todo género: en el trabajo, en las relaciones de pareja, al llevar a cabo amigos, etc.

Ideas clave para progresar tu comunicación en las relaciones del día a día

Comunicarse bien implica dominar toda una sucesión de habilidades complejas que van desde la coordinación muscular al hablar hasta la estructuración de oraciones congruentes, pasando por la capacidad de empatía y de tomar en consideración lo que el interlocutor sabe y no sabe. Es por este motivo que no es simple realizar adelantos en este tipo de destrezas si no pasamos de la teoría a la práctica.

No obstante, estas ideas clave y estrategias pueden ayudarte a efectuar progresos esenciales de manera sostenida y sis frustrarte de maneras innecesarias.

1. Es muy importante ver a los ojos

Parte importante de la comunicación no verbal queda plasmada en tu manera de hacer uso de la mirada. Si charlas sin mirar a los ojos, no solo vas a estar expresando inseguridad o incluso falta de honestidad; además de esto, hará que tu interlocutor se sienta menos cómodo con la charla, de manera que ambos pondréis de vuestra parte para que esta concluya cuanto antes al reforzar mutuamente esta actitud en el otro.

No obstante, no te obsesiones con mantener tu mirada “clavada” en las pupilas de la otra persona. Simplemente jura no separarla hacia otro sitio que no sea su cara a lo largo de múltiples segundos seguidos. Si te limitas a dirigirla hacia su rostro, de forma espontánea establecerás contacto visual.

2. Estructura las ideas que deseas transmitir por bloques

Esto no solo te ayudará a ganar fluidez a la hora de explicarte, al tener un mente la estructura de todos y cada uno de los temas por los que deseas pasar. Además, va a ayudar a que la otra persona asimile esta información y no se le olvide, al ponérselo simple para conectar unos conceptos con otros.

3. La mayoria de las veces es mejor buscar las conversaciones cara a cara

Muchos aspectos de la comunicación dependen del lenguaje no verbal, y estos se pierden con el envío de mensajes escritos por carta, teléfono o Internet.

Por eso, tienes que tener en cuenta que allí donde busques detallar una conexión con alguien a nivel emocional, ya sea para buscar la cooperación de la otra persona o para intentar persuadirla, es mucho mejor charlar las cosas cara a cara. Por poner un ejemplo, si quieres pedir un favor y lo haces escribiendo un dirección de correo electrónico, las probabilidades de que logres convencer a tu interlocutor van a ser mucho más bajas que si le hablases en persona.

4. Practica la escucha activa

Los momentos en los que no andas comentando tú asimismo son importantes. Si bien no te toque a ti hablar mientras el otro lo hace, da señales de que prestas atención aplicando lo que se conoce como “escucha activa”.

Que vea en las expresiones de tu cara el modo en el que vas reaccionando con lo que afirma, y que note que prosigues el hilo desde pequeños comentarios que puedes dejar aquí y allá, sin llegar a hacerlos tan largos para que constituyan una forma de interrumpirle.

5. Ten siempre en mente las ideas que tienes que comunicar sin dejarlo para otro momento

Sostener un óptimo nivel de asertividad es clave para progresar la comunicación; esto consiste en expresar aquello importante que piensas que merece ser dicho, aunque ajustándolo a eso que sabes acerca de los valores, los intereses y las esperanzas de tu interlocutor, e inclusive aunque sepas que algunas de las cosas que afirmarás le pueden generar mal: si es esencial que las sepas, no lo dejes para “mañana” con tal de evitarte pasar por ese mal trago en el presente.

Para eludir que caigas en la tentación, márcate metas específicas en este sentido: “se lo diré antes que termine la jornada de hoy”. De esa manera también lograras plantear mejor de qué manera cambiar tu mensaje desde la empatía, sin dejar que los inconvenientes se te amontonen por el correr del tiempo y tengas que terminar diciéndolo en el peor de los contextos posibles.

6. Ten en cuenta que el contexto altera los significados

No es lo mismo “tomarle el pelo” a alguien de broma en una fiesta que hacerlo en el transcurso de un desarrollo de selección en el que ambos sois aspirantes.

El contexto en el que estáis hace que la interpretación de lo que decís cambie, aunque el mensaje literal, tomándolo palabra por palabra, sea el mismo. O sea así por el hecho de que nuestra manera de interpretar lo que dicen los demás está relacionada a las esperanzas del momento. Ningún mensaje es emitido y captado en el vacío, el entorno siempre y en todo momento es parte del proceso de comunicación. De ahí que, acostúmbrate a poseerlo en cuenta para no dar rincón a malentendidos.

¿Buscas servicios de psicoterapia?

Las capacidades sociables tienen la posibilidad de ser potenciadas a través del trato personalizado que aporta la asistencia psicológica profesional. En verdad, esta clase de programas de “entrenamiento” en capacidades de comunicación suelen ser uno de los elementos mucho más frecuentes en el día a día de los psicólogos, tanto en terapia centrada en el tolerante como en terapia familiar y de pareja. No hace falta haber creado un trastorno psicológico o psiquiátrico para ir al psicólogo para mejorar en este aspecto.

Así pues, si te andas planteando contar con asistencia psicológica profesional o iniciar un proceso de psicoterapia, ponte en contacto con nosotros.

Avance Psicólogos

En Avance Psicólogos trabajamos atendiendo a personas de todas las edades mediante nuestros servicios de terapia infanto-juvenil y para mayores, y también ofrecemos terapia familiar, terapia de pareja, coaching y asistencia psiquiátrica y neuropsicológica. Puedes visitarnos en nuestro centro de psicología ubicado en La capital de españa o bien optar por nuestra modalidad de terapia online por videollamada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba