La terapia del autoconocimiento

Si bien no en todos los casos nos demos cuenta de ello, cada día nos enfrentamos a multitud de demandas reales o imaginarias que pueden llegar a alterar nuestra salud y nuestro confort personal.

El afrontamiento individual de estas demandas, es decir, la manera como solucionamos los inconvenientes, cobra suma importancia para sostener el equilibrio personal.

Las secuelas de los estilos de afrontamiento

Distintas investigaciones han analizado los efectos de los estilos de afrontamiento utilizamos en situaciones desfavorables, y llegan a la conclusión que nos enfrentamos de una manera aproximadamente exitosa a los retos según sean los aspectos que constituyen nuestra personalidad.

Por poner un ejemplo, un estilo de afrontamiento centrado en la emoción que incluye distanciamiento, autocontrol, búsqueda de apoyo popular, evasión, aceptación de la responsabilidad y revalorización efectiva, va a ser más bueno que un afrontamiento que integre aislamiento, responsabilidad, temor y revaloración negativa. La manera en que gestionamos nuestras conmuevas en estas situaciones difíciles se manifestará bien en una seguridad o en una inestabilidad sensible.

La relevancia del autoconocimiento frente a los retos del día a día

Conocernos a nosotros fué uno de los enormes retos planteados desde la antigüedad; para esto, la ciencia actual ha diseñado complejos test de personalidad perfeccionados con precisos algoritmos matemáticos y por supuesto siempre y en todo momento sujetos a la interpretación de un profesional especialista.

En la actualidad, los instrumentos que más nos pueden asistir en el proceso de optimización de terapia son las pruebas de personalidad y las escalas de ansiedad.

Para medir la estructura de la personalidad el modelo más usado es el de “los cinco componentes” , empleando el inventario de personalidad NE0 PI-R (Costa y McCrae, 2008). Este test se encuentra dentro de los instrumentos más reputados para la evaluación de la personalidad no patológica y se ha convertido en entre las herramientas mucho más usadas en diversos ámbitos. Consta de 240 cuestiones en las que se responde en una escala de cinco opciones de contestación y deja la evaluación de los cinco factores principales de personalidad: Neuroticismo, Extraversión, Apertura, Amabilidad, y Responsabilidad.

Los pilares de la personalidad

El modelo de cinco causantes de los aspectos de personalidad supuso una novedad importante en la investigación de la personalidad, y los resultados que se consiguieron mediante los test basados en este dieron rincón a nuevas vías de conocimiento en las teorías de la personalidad.

Estas teorías brindaron una relevancia principal a los aspectos que conforman una tipología de personalidad cierta y también tratan sobre la influencia del ambiente popular y cultural en la evolución de la estructura de los rasgos que nos definen como individuos únicos.

Por otro lado, para medir el grado de ansiedad, el instrumento mucho más usado es el cuestionario STAI (Spielberger, Gorsuch & Lushene, 2011).

Esta prueba valora 2 conceptos independientes de la ansiedad y consta de 2 partes 20 cuestiones cada una. La primera examina la ansiedad como estado (A/E) y la segunda la ansiedad como aspecto (A/R). Se cumplimenta con una escala con 4 opciones de contestación para cada pregunta. Los desenlaces nos dan información sobre dos conceptos independientes de la ansiedad.

El primero se define como un estado de ansiedad emocional transitorio (A/Y también) y que es dependiente de las situaciones del momento en el que se efectúa la prueba. El segundo nos ofrece los datos de un rasgo permanente (A/R) y que caracteriza a los individuos con inclinación a percibir las ocasiones como amenazadoras en mayor o en menor medida.

La influencia de la personalidad en los estilos de afrontamiento

El primer rasgo evaluado por el NEO-PIR es el Neuroticismo, y define este concepto como la tendencia innata a manifestar seguridad o inestabilidad sensible. Numerosas investigaciones han estudiado la relación que hay entre los aspectos de nuestra personalidad y los escenarios de ansiedad expertos. Las relaciones encontradas entre el aspecto Neuroticismo y la ansiedad rasgo y estado, señalan que los escenarios elevados en el aspecto Neuroticismo y sus facetas correspondientes se corresponden con puntuaciones altas en la ansiedad rasgo y estado.

Las personas con un alto aspecto de Neuroticismo utilizarán un afrontamiento centrado en la emoción para resolver situaciones de estrés, lo cual a la larga puede conducir al agotamiento como consecuencia de un desgaste emocional continuo y aparecer manifestado tanto en inconvenientes físicos (infecciones, cansancio, dolores…) como en problemas sicológicos (decaimiento, apatía, temor, inquietudes…).

Otros rasgos de personalidad que nos importa conocer antes de realizar terapia son la Amabilidad y la Extroversión. Estas características de personalidad evalúan los aspectos de tendencias entre personas. Puntuaciones elevadas en estos componentes definen una personalidad afectuosa, enérgica, y efectiva para las relaciones entre personas.

La Responsabilidad y la Apertura a la experiencia, las otras dos características que completan “los cinco grandes”, definen la tendencia a enfocarse en la consecución de nuestros objetivos y la apertura mental respectivamente.

Ana Villafañe

Al fin y al cabo, el popular lema “conócete a ti” puede ser la clave para recuperar el equilibrio perdido.

Deja un comentario