la terapia expresiva que mejora el confort sensible

La terapia con artes expresivas como medio terapéutico se han desarrollado desde la última mitad del siglo XX, y hoy día sigue creciendo en alcance y definición.

Lo que caracteriza a la terapia de artes expresivas es el trabajo, individual o grupal, con una o múltiples formas artísticas: arte, música, danza/movimiento, teatro y poesía/escritura para fomentar la conciencia, estimular el crecimiento emocional y progresar las relaciones con los demás.

¿Se puede usar el arte como terapia para mejorar el confort emocional?

La propuesta fundamental es que las experiencias expresivas (arte visual, música, danza y teatro), dejan al participante examinar facetas desconocidas de uno mismo, estar comunicado de manera no verbal y lograr una mayor entendimiento.

Una de las teorías mucho más admitida de la terapia de artes expresivas es la iniciativa de Natalie Rogers, hija del sicólogo Carl Rogers, y su trabajo intermodal e integrador “basado en la persona”.

Su teoría postula que una forma de arte impulsa otra de forma natural; por servirnos de un ejemplo, el movimiento creativo puede afectar a eso que se expresa a través del dibujo, y el dibujo puede activar lo que se siente o piensa.

Alén de la experiencia estética

Desde la perspectiva de la terapia Gestalt las terapias expresivas se usan con el enfoque multimodal al conjuntar arte, movimiento y otras modalidades (Rhyne, 1973/1995). Para los terapeutas transpersonales la combinación se da con apariencia de imágenes, música, movimiento y escritura creativa en su trabajo con los clientes del servicio (Farelly, 2001).

Se suele interpretar al arteterapia como la interrelación de las artes con las teorías de la creatividad y la imaginación, en vez de la integración con los principios sicológicos.

Es verdad que cada persona tiene un estilo expresivo diferente. Por poner un ejemplo, un individuo puede ser más verbal, otra más visual y una tercera más cinestésica o táctil. Alén de las artes visuales, la terapia posibilita la expresión de la forma más correcta para el participante con enfoque clínico.

Cómo es una sesión de terapia expresiva

Una sesión típica puede empezar con una actividad de calentamiento, como el movimiento espontáneo, reconocimiento del espacio y los materiales, una meditación, por poner un ejemplo.

Más allá de que hay personas que pueden sentirse atraídas de manera natural por una forma de arte sobre otra y, comenzar a expresarse sin sugerencia, el arteterapeuta posibilita hallar la manera expresiva que le sea mucho más cómoda y no amenazante al participante.

El arteterapeuta puede sugerir una transición hacia otra modalidad expresiva, con el propósito de facilitar la espontaneidad, alentar la creatividad y impulsar los sentimientos de la experiencia, admitiendo una comprensión mucho más profunda.

En la parte final de la sesión, el individuo puede reflexionar sobre las imágenes, palabras, sonidos o movimientos creados y discutir el desarrollo de creación con el arteterapeuta.

El enfoque de arteterapia da costumbres creativas por medio de las que los participantes expresan sus pensamientos y sentimientos, establen contacto de manera no verbal, alcanzan la entendimiento y experimentan el potencial curativo del desarrollo creativo.

¿Cuáles son los resultados positivos de la arteterapia?

Entre los beeficios de la arteterapia, los que más resaltan son estos:

  • Expresar más allá de las palabras. La arteterapia deja abordar problemas o expresarlos de una manera que trasciende el lenguaje hablado o escrito.
  • Explorar la aptitud de poder crear y también imaginar. Se consigue mucho más seguridad y optimización la imagen de uno mismo y de la aptitud autora, adoptando más seguridad, mejor autovaloración y autoestima.
  • Fuera del entorno «tradicional» terapéutico puede dejar en libertad el participante, y ayudar a identificar y emprender los problemas que tenía dificultad de exteriorizar en el transcurso de una psicoterapia usual.

¿Es necesario ser creativos y tener talento artístico?

En arteterapia no es requisito tener talento plástico, ni ser artista. Aunque puede parecer diferente y poco natural al principio, normalmente es por el hecho de que no se está acostumbrando a estar comunicado a través del arte.

Sin embargo, el desarrollo creativo es el aspecto mucho más gratificante además de sentirte mucho más cómodo con esta nueva forma de expresión. El objetivo en arteterapia no es estético sino más bien el autoconocimiento a través del proceso creativo.

Deja un comentario