Las 50 mejores oraciones de Elizabeth Loftus

Elizabeth Loftus es famosa por ser una prolífera figura científica, cuyo trabajo sobre la memoria humana fué muy apreciado, ya que nos enseña cómo la mente trabaja cambiando recuerdos de manera automática, por lo que a veces no tenemos la posibilidad de confiar del todo en nuestros recuerdos al estar mezclados con otros procesos mentales.

En este artículo encontrarás una selección de las mejores oraciones de Elizabeth Loftus acerca del humano y los procesos mentales.

Las frases de Elizabeth Loftus mucho más memorables

Siendo una pionera en este campo de la psicología, las medites de Elizabeth Loftus son muy interesantes para comprender mejor la mente humana. Observemos las más destacables de esta autora.

1. Visto que alguien crea que recuerda algo en detalle, con seguridad y con emoción, no quiere decir que realmente eso haya sucedido.

Enseñando de qué manera la mente puede engañarnos con nuestros recuerdos.

2. A través del pasado se puede  condicionar el futuro.

El pasado tiene la aptitud de influir más adelante.

3. Los recuerdos falsos asimismo tienen estas especificaciones.

Los recuerdos falsos se tienen la posibilidad de sentir muy reales.

4. Para ser precavido, uno no debe tener una enorme confianza como garantía absoluta de nada.

La verdad nunca es absoluta, hay una extensa escala de grises.

5. La memoria funciona como una página de Wikipedia: puedes entrar allí y mudarla, pero asimismo otras personas pueden.

Una atrayente forma de argumentar el desempeño de la memoria.

6. “Falsa memoria” es una frase que tiene relación a una variedad de fallos de memoria.

Marchan para hacer un relleno entre los huecos de la memoria.

7. Cuando recordamos algo, tomamos extractos de experiencia, en ocasiones de distintas momentos y sitios, y los reunimos para construir lo que podría parecer un recuerdo, pero en realidad es una construcción.

Todo depende de nuestras experiencias.

8. Si te hacen creer que de pequeño te pusiste malo tomando algo, no lo querrás.

El poder de manipulación que tienen las creencias impuestas.

9. Los terapeutas probablemente no pueden hacerlo moralmente, y tienen la posibilidad de tener disposiciones contra el engaño en sus estándares de conducta. Pero los malos gobiernos, las malas personas, no tienen requisitos de conducta.

Hablando de de qué forma las personas se aprovechan de la manipulación mental.

10. En la vida real, así como en los ensayos, la gente puede llegar a opinar cosas que jamás sucedieron.

Todo es cuestión de seducir a la persona de ello.

11. Algunos errores son “pequeños”, como rememorar mal las palabras de una lista que no contenía esas expresiones. Ciertos errores son mayores, como recordar mal los datos de un evento pasado. Algunos fallos son aún mayores, como rememorar acontecimientos trágicos completos que jamás sucedieron realmente.

Cada cual edifica sus propios errores mentales en dependencia de sus experiencias.

12. Si he aprendido algo es que solo porque alguien recuerde algo con mucho aspecto y te lo cuente con emoción no significa que pasara de verdad.

Por este motivo hay que basarnos en hechos que los respalden.

13. Cuando publicamos últimamente una investigación sobre la siembra de recuerdos falsos entre los soldados de EE. UU. Me preocupaba que estuviéramos presentando una receta de de qué manera puedes hacerle cosas horripilantes a alguien y después eliminar su memoria.

Una verdad que puede utilizarse de manera negativa.

14. Si nos ajustamos a los errores de la memoria autobiográfica, estos asimismo pueden ocurrir de diferentes formas.

Esto se debe a que en la niñez los procesos mentales están conectados a la imaginación.

15. Incluso si va a ser un recuerdo dañino, no desean dejarlo pasar. (Esta es) la razón por la que en ocasiones consigo tanta resistencia en el trabajo que hago. Por el hecho de que les andas diciendo a la gente que su cabeza puede estar llena de considerablemente más ficción de la que creen. Y a la multitud no le agrada eso.

La mente trabaja de manera especial para bloquear el dolor.

16. Probablemente existen distintas procesos que nos llevan a desarrollar los diferentes tipos de fallos de memoria.

La percepción de nuestra vida puede influir mucho en ello.

17. Todos contamos recuerdos maleables y susceptibles de contaminarse o complementarse de alguna forma.

Nadie escapa a esta regla de la cabeza.

18. Soy sicóloga. Me dedico a la psicología cognitiva y estudio la memoria humana. Me he especializado en el campo de los falsos recuerdos.

Comentando sobre la profesión a la que se dedica y el campo de la psicología donde se ha centrado, la psicología cogitiva.

19. La memoria, como la independencia, es algo frágil.

La memoria no en todos los casos es confiable, así como demostró esta investigadora con sus ensayos.

20. Es viable no pensar en algo durante bastante tiempo, incluso en algo desapacible que te haya sucedido. Pero lo que se aseguró en estas situaciones de memoria reprimida es algo, por definición, que es bastante radical para ser explicado por el olvido y el recuerdo ordinarios.

Un acontecimiento traumático puede quedar encerrado para no volver a presenciar exactamente el mismo mal.

21. Los resultados fueron claros: el nuevo entorno inhibió el reconocimiento.

El ámbito en el que vivimos asimismo contribuye a nuestra forma de recordar.

22. En ocasiones, las personas no están seguras de lo que sucedió y sencillamente adivinan, pero se equivocan.

Un especial ejemplo de de qué manera llenamos los vacíos de información.

23. Hay individuos con una memoria extraordinaria de casi todo lo que les ha ocurrido a lo largo de su historia adulta. Mis colegas que los estudian los llaman gente con memoria autobiográfica enormemente superior.

Personas que son la excepción en los estudios de Elizabeth.

24. Digo que estudio la memoria, pero entonces enseguida me desean hablar de un familiar que ha tenido alzhéimer, y les explico que no, que no es eso.

Algo que pasa bastante en el momento en que los extraños conocen tu trabajo.

25. Comentan que para proseguir adelante en la vida, debías tapar este recuerdo, porque sería demasiado doloroso vivir con él. Entonces, finalmente, entra en terapia y atraviesa la barrera de la represión y sale este recuerdo prístino. Pero realmente no hay un respaldo científico creíble para esa noción.

La discordancia sobre el desarrollo de recuperar los recuerdos reprimidos.

26. ¿Qué preferirías tener? ¿Un niño con obesidad, inconvenientes cardíacos una vida corta, diabetes, o quizás algo de memoria falsa?

Un interesante planteo que nos pone ante una decisión sobre la vida.

27. Las personas pueden hacer sus imágenes mentales sobre el pasado y después opinar que estas imágenes mentales reflejan experiencias reales cuando no es de esta forma.

La manera en que podemos ‘hacer’ nuestras experiencias.

28. Yo estudio a personas que recuerdan cosas que no han sucedido, no a los que no tienen la posibilidad de rememorar.

Aclarando el caso particular de su estudio.

29. Incluso si educamos a la gente y les advertimos de la distorsión de la memoria, seguirán siendo atacables.

Puede que aun sea un desarrollo inconsciente.

30. Las noticias falsas van a ayudar a que la gente edifique recuerdos sobre cosas que nunca sucedieron.

Advirtiendo sobre las novedades falsas que se esparcen en distintas canales informativos.

31. Si alguien afirma que no había pensado en ello durante años y otra persona se lo recordó a partir de una experiencia afín, es algo que puede ocurrir. Pero no llamaría a eso opresión.

Para Elizabeth, los recuerdos reprimidos no hay.

32. Quizá nos asiste a vivir una vida más feliz y sentirnos mejor con nosotros.

Una viable razón sobre esos recuerdos falsos.

33. Nuestras vidas están fabricadas de recuerdos.

Forman parte de nuestra identidad.

34. Vimos que se podían implantar recuerdos que serían traumáticos si hubiesen sucedido enserio, como haber sido atacado por un animal o sufrido un accidente.

Incluso cosas tan impresionantes tienen la posibilidad de ser construidas en la mente.

35. El desarrollo de llamarlo a la conciencia consciente puede cambiarlo, y en este momento andas almacenando algo que es diferente. Todos hacemos esto, por ejemplo, adoptando inadvertidamente una historia que hemos escuchado.

Como la información cambia en nuestro cerebro.

36. Mi trabajo me ha hecho condescendiente con los fallos de memoria de familiares y amigos.

No en todos los casos se hace de una manera adrede, sino que es una contestación espontánea.

37. Nuestra memoria maleable y nuestra propensión a desarrollar recuerdos falsos tiene implicaciones para nuestra identidad y de qué manera estamos con nosotros.

Es posible que ciertas inseguridades sean elaboradas por nuestra imaginación.

38. No tienes que llamarlos patrañas. Pienso que podríamos ser espléndidos y decir que quizás sea un recuerdo falso.

Una manera de dar una respuesta coherente a un vacío de información.

39. Dar a la multitud datos erróneos puede alterar lo que recuerda de acontecimientos pasados. Ese fenómeno se conoce como efecto desinformación.

El término para este género de manipulación.

40. El inconveniente es claro: la falta de confiabilidad de las pruebas de identificación de presentes oculares plantea uno de los problemas más graves en la administración de justicia penal y pleitos civiles.

Es por este motivo que la justicia exige tantas pruebas del hecho como se pueda.

41. Entonces, recordamos que conseguimos mejores puntuaciones en la escuela que lo que obtuvimos, que votamos en elecciones en las que no votamos, que nuestros hijos anduvieron y hablaron a una edad más temprana de lo que verdaderamente lo hicieron.

La manera sutil pero deslumbrante en de qué forma afecta a la verdad.

42. Los recuerdos falsos, como los verdaderos, tienen la posibilidad de describirse en aspecto, expresarse con confianza, informarse con emoción.

Tienen exactamente la misma aptitud de convencimiento.

43. Algunas distorsiones espontáneas de la memoria son recurrentes.

Seguramente te ha sucedido a ti también.

44. Sin una corroboración sin dependencia, es realmente difícil saber con certeza si algo es un recuerdo genuino o el resultado de la imaginación, los sueños o alguna otra experiencia.

No basta solo con confiar en nuestros recuerdos, hay más variables implicadas.

45. Estas distorsiones que ocurren naturalmente probablemente nos dejen sentirnos mejor con nosotros. Revelan que la memoria tiene un “complejo de superioridad”.

Es quizás una manera de localizar siempre y en todo momento comodidad.

46. Si hacemos opinar a quienes antes de los 16 años se enfermaron tomando vodka, no quieren tomar tanto vodka.

Un ejemplo del impacto del convencimiento.

47. ¿Sería posible cultivar esta tecnología e implantar recuerdos falsos que asistan a vivir una vida mucho más feliz y sana? La iniciativa atemoriza. Alguien podría usarla mal.

Una oportunidad que puede estar presente en el futuro.

48. Lo hacemos solos.

No necesitamos tener una predominación externa para cambiar nuestros recuerdos.

49. La sugestión externa puede llevar a recuerdos falsos de eventos traumáticos de la niñez, y estos tienen la posibilidad de cambiar la vida. Muchas familias fueron demolidas por ricos recuerdos falsos que, desgraciadamente, varias personas han creado.

Hay que ser muy cuidadosos al definir las verdaderas razones detrás de los traumas.

50. Es ineludible relacionar los recuerdos falsos con las novedades falsas y las redes sociales. La información que nos llega está contaminada.

Mucha información de hoy es sensacionalista.

Deja un comentario