Amplía tu vocabulario emocional y aprende a detectar lo que sientes

La mayor parte de la gente están habituadas a caminar por la vida sin preguntarse verdaderamente lo que están sintiendo.

Cuando alguien nos pregunta cómo estamos, la contestación automática es bien o mal, pero… ¿Alguna vez te has detenido a meditar la verdadera contestación a esa pregunta?

La importancia de saber identificar las emociones

Las conmuevas que comunmente conocemos son el enojo, la tristeza, la alegría y el miedo; no obstante, aunque estas son de máxima importancia muchas veces no alcanzan a describir lo que estamos sintiendo y no nos permite denominar y comprender lo que nos pasa.

Gracias a lo previo es muy habitual que confundamos algunas emociones con otras y por eso no logremos comprender lo que realmente nos está pasando. Por poner un ejemplo, una persona puede sentirse nostálgica y meditar que es simplemente tristeza o una persona puede estarse sintiendo traicionado y atribuirlo al enojo.

El no tener claro lo que sentimos contribuye a que las emociones negativas se acentúen y no les tengamos la posibilidad ofrecer una salida, y a que nuestras relaciones sean conflictivas. Es por eso que es importante para prosperar nuestra salud mental agrandar nuestra vocabulario emocional.

Las claves del vocabulario emocional

El poder hacer mas fuerte nuestro vocabulario sensible es una parte clave a fin de que podamos lograr mantener buenas relaciones entre personas, puesto que implica ser asertivos, comprender expresarnos y tener empatía, lo cual ayuda a crear puentes que se basan en el respeto y la comunicación.

Por esa razón tener claro lo que sentimos es una de las competencias mucho más esenciales para nuestro bienestar emocional.

Frecuentemente, en el momento en que se habla de comprar esta rivalidad nos enfocamos en la educación infantil, puesto que se ha visto a lo largo del tiempo la necesidad de que los niños tengan inteligencia sensible y reconozcan lo que sienten, no obstante varios de los adultos hoy en día no tuvieron esas oportunidades educativas y es por eso que debemos de fomentarla más allá de la edad que tengamos.

Pero, ¿de qué manera podemos agrandar ese vocabulario? Y más esencial aún, ¿de qué forma puedo poder identificar lo que estoy sintiendo realmente?

Conectando con nuestras emociones

Para el primer cuestionamiento es esencial comprender que hay un sinfín de conmuevas y que todas y cada una son válidas, para empezar a ampliar tu vocabulario la próxima vez que te preguntes cómo te sientes busca distintas expresiones para detallar lo que te pasa, juega con distintos sentimientos y vas a ver que cuando halles la palabra correcta y logres nombrarlo vas a sentir un gran alivio.

Esto se logra por medio de la toma de conciencia, en la que debemos de conectarnos con nuestro estado sensible y corporal, para lograr entender que nos encontramos sintiendo algo y admitir que nuestro cuerpo nos solicita acreditarlo.

Por otro lado también es de máxima importancia saber reconocer en el otro sus necesidades y poder entender lo que esta sintiendo, esto se consigue en el momento en que somos receptivos y empáticos.

Otra de las claves mucho más importantes para expresar lo que sentimos es utilizar los llamados “verbos sentimentales”, ya que estos nos llevan a tener apertura y a fomentar la expresión. Por servirnos de un ejemplo, yo deseo, yo siento, a mi me ilusiona, me molesta… entre muchos otros que podemos utilizar e ir aprendiendo.

En cuanto al segundo cuestionamiento, primero que nada es esencial para lograr identificar tu emoción dejarte sentir, en tanto que la práctica de evitar o negar las conmuevas es algo que se puede observar habitualmente y que obstruye el autoconocimiento, por lo tanto el paso inicial es ofrecerte permiso incondicional para sentir.

Como segundo paso debemos hacernos algunas cuestiones que nos asistan a comprender lo que nos sucede. ¿Cómo siento esta emoción? ¿Dónde la siento? ¿Qué la detonó? ¿Qué hace que disminuya? ¿Hasta qué punto es para mí? Al llevar a cabo esta serie de cuestionamientos y medites vamos a poder conseguir localizar la raíz de la emoción y entender que estamos sintiendo.

Por último, te recomendamos redactar o charlar sobre lo que estas sintiendo; puede ser en un diario o con un amigo, al oír en voz alta o releer tus pensamientos te ayudara a tener aún mucho más claridad de lo que te pasa y por lo tanto vas a tener mayor control de tus conmuevas.

Esther Dabbah

Te recomendamos que lo procures, amplía tu vocabulario y cuestiónate qué estas sintiendo realmente, verás que en poco tiempo tu vocabulario se va a hacer mucho más rico y cada vez será más simple expresar lo que sientes, conocerte y comprenderte.

Deja un comentario