Las 5 claves de la asertividad en las relaciones con amigos

La asertividad puede ser utilizada y potenciada prácticamente en una cualquiera de las facetas de nuestra vida popular, adaptándola a nuestra forma de estar comunicados con cada individuo o grupo, y al lugar en el que acostumbramos a interactuar con esa gente.

En el artículo vamos a poner el foco en la asertividad aplicada a las relaciones de amistad, viendo por qué razón es precisa y qué podemos llevar a cabo para favorecernos de ella.

¿Por qué es importante la asertividad en las relaciones de amistad?

Las relaciones de amistad nos permiten entablar redes de apoyo mutuo, aprecio y amor que nos aportan buena parte de lo que nos deja gozar de la vida, tanto en lo sensible (posibilidad de hallar consuelo en instantes bien difíciles, de disfrutar de momentos de ocio irrepetibles) como en lo material (acceso a más conocimientos, a probables puestos de trabajo, etcétera.).

No en balde se charla de los amigos como “la familia que se escoge”, hasta el punto de que en algunos casos de personas que padecen situaciones familiares complicadas llegan a conectar mejor con sus amistades que con los familiares.

No obstante, el simple hecho de tener a un grupo de personas a los que llamamos amigos no provoca que de por sí estas relaciones sean perfectas, ni muchísimo menos. En ocasiones, tras la testera de una amistad tienen la posibilidad de ocultarse dinámicas totalmente tóxicas basadas en la dependencia, la degradación, etcétera. E inclusive en casos mucho menos extremos, un vínculo de amistad puede tener sus luces y sombras. Como seres sociales somos complejos y nos encontramos llenos de matices, y lo mismo ocurre con las relaciones que mantenemos.

Por esa razón bastante gente llegan a desarrollar problemas de asertividad ante los amigos. Algunos inconvenientes que tienen la posibilidad de surgir cuando esto ocurre son los próximos ejemplos:

  • El resto aceptan que tienen la posibilidad de llegar tarde al quedar con nosotros
  • Dan por sentado que pueden bromear con nuestra apariencia alén de lo que nos hace sentirnos cómodos.
  • Hablan entre ellos en un idioma que no comprendemos si bien les digamos que nos gustaría entender la conversación y participar en ella.
  • Aceptan que tienen la posibilidad de ingresar a nuestra casa de visita cuando deseen.

En ocasiones de esta forma, puede ser incluso que el término “amistad” sea utilizado como coartada ética para intentar que todo tipo de comportamientos indeseados deban ser tolerados.

Sin embargo, nosotros tenemos la aptitud tanto de elegir y administrar las relaciones de amistad que deseamos sostener, como de “educar” a nuestros amigos o amigas en el modo perfecto en el que deben tratarnos. Y esto se consigue comenzando a utilizar la asertividad en nuestro trato con ellos, sin prisa pero sin pausa. Es decir, expresando aquellas ideas que representan nuestros intereses y nuestra manera de pensar, y que ves suficientemente importantes para determinar que han de ser respetadas o cuando menos tenidas presente de verdad.

Las 5 claves para desarrollar asertividad frente a los amigos

Estos son consejos y tácticas que pueden ayudarte a desarrollar un estilo de comunicación mucho más asertivo al tratar con amigos y amigas.

Ten en cuenta que todas estas ideas clave han de ser adaptadas a cada caso particular, y que el contexto en el que se genera la interacción con un individuo o grupo de personas influye bastante en de qué manera se genera el trueque comunicativo (por servirnos de un ejemplo, puede modificar el significado de las palabras dependiendo de dónde habléis).

1. No adoptes una posición a la protectora, solo infórmales de lo que piensas

Expresa tus opiniones y lo que te resulta interesante, pero sin dar por sentado que tu interlocutor o interlocutora va a adoptar una actitud hostil al escucharlo.

Una cosa es imaginar que quizás no le guste oír lo que le diremos, y otra es facilitar que se produzca un enfrentamiento dando nosotros el paso inicial para una discusión, ya sea por el tono de nuestra voz, los gestos, la manera de elaborar las oraciones… Lo destacado es dar por sentado que, en tanto que amigo o amiga, esa persona respetará nuestras resoluciones y puntos de vista.

2. Critica las acciones, no a la persona

Te será mucho más fácil aplicar la asertividad ante tus amigos o amigas si al criticar lo que hacen pones el foco en esos hábitos concretos, en vez de referirte a “su forma de ser” o a su identidad. O sea, si te gustaría que corrigiesen algo, charla de los verbos, no de los adjetivos.

3. Si ves que una crítica puede ocasionar daño, acompáñala con algo positivo

Como amigos que somos, la emoción de los demás nos importa; hay que empatizar. Por eso, acompaña tus críticas más duras con ideas que hagan ver que también ves lo positivo de esa persona criticada, y/o ofrece probables elecciones a aquello que te gustaría que cambiara, poniendo ejemplos de lo que puede hacer para que tanto tus intereses como los de esa persona sean respetados.

4. Si se te han encendido bastante los ánimos, deja las explicaciones detalladas para otro momento

Si algo que ha echo tu amigo o amiga te ha hecho enfadar mucho y no te ves con la capacidad de mantener un diálogo constructivo, lo recomendable es dejar claro tu estado emocional en ese instante, pero no entrar mucho más en detalles; exprésate de una manera mucho más matizado inmediatamente después, cuando te hayas calmado más. Pero no dejes que pasen muchas horas o correrás el riesgo de renunciar a expresar tu punto de vista.

5. Si la situación te desborda, ve al psicólogo

Con el apoyo de un profesional de la psicología podrás gestionar mejor tus conmuevas y estudiar capacidades sociales y sociables escenciales.

¿Quieres tener acompañamiento psicológico profesional?

Si te interesa tener asistencia sicológica, ponte en contacto conmigo.

Tomas Santa Cecilia

Soy sicólogo con varios años de experiencia en la atención a particulares y compañías, y me especializo en el modelo de intervención cognitivo-conductual. Ofrezco sesiones presenciales (en mi solicitud de La capital de españa) y asimismo en la modalidad online por videollamada.

Deja un comentario