¿Por qué me dan pinchazos en la barriga? 15 posibles causas

Lo que popularmente conocemos como barriga es, de todos modos y a nivel más técnico, la cavidad abdominal. La cavidad más grande del cuerpo humano que, como pasa en varios abdominales, es aquella que sosten y tiene dentro la mayoría de las vísceras estando ubicada por debajo de la cavidad torácica y por encima de la cavidad pélvica.

Esta barriga o cavidad abdominal está cubierta por el peritoneo, que es una membrana protectora que lo rodea y que vuelve posible que, en ella, se encuentren los órganos de esta composición abdominal, donde se incluyen el estómago, los riñones, el páncreas, el intestino tanto grueso como delgado, el hígado, la vesícula biliar, el bazo y las glándulas suprarrenales.

Pero, ¿por qué razón esta clase de anatomía? Porque aquello que conocemos como “mal de barriga” o “pinchazos en la barriga” no son siempre afecciones producidas en el estómago, sino, en ocasiones, puede ser síntoma de un problema en alguno de estos órganos. Por consiguiente, las molestias en la barriga tienen la posibilidad de, en ocasiones, ser sinónimo de algún daño que ha de ser tratado.

Pero como el origen de estos pinchazos en la barriga pueden ir desde una suave indigestión hasta una urgencia médica como es la apendicitis, debemos comprender todas y cada una de las causas diferentes y los síntomas específicos de cada una de ellas. Y esto es exactamente lo que, a través de nuestro equipo colaborador de médicos y de las mucho más prestigiosas publicaciones científicas, vamos a hacer en el producto de hoy.

¿Cuáles son las principales causas de los pinchazos en la barriga?

Los pinchazos en la barriga son molestias producidas por una disfunción en alguno de los órganos presentes en la cavidad abdominal que ya han sido explicados anteriormente. Estos pinchazos tienen la posibilidad de ser generalizados (en la mitad de la barriga pero sin una ubicación clara, abarcando casi toda la cavidad abdominal), localizados (se sienten solo en una zona específica), con apariencia de calambres o como cólicos (mal intenso y repentino que va y viene).

Esta distinción es muy importante porque saber las peculiaridades de los pinchazos es esencial para determinar la causa tras exactamente los mismos y, por tanto, determinar si nos encontramos frente a un cuadro grave o frente a una suave situación que no requiere de atención médica. Habiendo dejado claro esto, veremos cuáles son las causas que generalmente están tras los pinchazos en la barriga.

1. Indigestión

Una de las causas más comunes de pinchazos en la barriga. En general por comer demasiado, muy rápidamente, en instantes de agobio o con alimentos muy grasosos, es posible que experimentemos una indigestión, que es una sensación de malestar en la parte de arriba del abdomen que frecuenta venir acompañada de acidez estomacal, hinchazón, náuseas y eructos. Todo esto se origina por una mala digestión que, si es puntual, no debe preocuparnos, pero que si se reitera en el tiempo, deberíamos entrar en contacto con un médico.

2. Intoxicación alimentaria

Una intoxicación alimentaria es cualquier nosología que sufrimos a nivel gastrointestinal tras el consumo de alimentos contaminados por patógenos (virus o bacterias) o substancias químicas dañinas. Y si bien las intoxicaciones alimentarias sean responsables de 400.000 muertes al año en el mundo, lo cierto es que hay más de 550 millones de casos y la mayor parte de ellas son leves, pudiéndose expresar con diarrea, náuseas, vómitos, mal abdominal y, naturalmente, pinchazos en la barriga. Por eso sea importante comprender las mejores estrategias para prevenir estas intoxicaciones.

3. Estreñimiento

El estreñimiento es una condición clínica en la que la deposición de heces es menos recurrente de lo común, aparte de venir acompañadas de determinado nivel de mal y de sequedad. Por norma general, en el momento en que la frecuencia de deposiciones es inferior a tres veces por semana, este estreñimiento puede venir acompañado de síntomas tales como los pinchazos en la barriga. Para prevenirlo, es esencial tomar fibra, tomar bastante líquido, supervisar el estrés y hacer ejercicio.

4. Gases intestinales

La digestión viene acompañada de la liberación natural de gases, pues las bacterias presentes en el intestino abultado que fermentan los hidratos de carbono liberan sustancias gaseosas. No obstante, hay ocasiones en las que, por consumo de alimentos (legumbres, cereales integrales, verduras y frutas) que, debido a su alto contenido en fibra, benefician la liberación de gases, algunas personas tienen la posibilidad de experimentar inconvenientes por este aumento.

Los eructos, las flatulencias, la inflamación del abdomen y los pinchazos en la barriga son síntoma de un problema que se puede impedir reduciendo el consumo de artículos ricos en fibra, lácteos, sustitutos del azúcar, alimentos grasos (especialmente fritos) y de bebidas carbonatadas y, más que nada, bebiendo bastante agua.

5. Infección urinaria

Una infección urinaria es una patología que se produce por colonización bacteriana de alguna de las zonas que conforman el sistema urinario: riñones, uréteres, vejiga y uretra. Enfermedades como la cistitis (inflamación de la vejiga), la prostatitis (inflamación de la próstata, una glándula única de los hombres), la uretritis o la pielonefritis (una infección que empieza en la vejiga o la uretra pero que se prolonga a los riñones) son trastornos que tienen la posibilidad de tener los pinchazos en la barriga como uno de sus numerosos síntomas, los que son claramente diferentes a los de un caso de estreñimiento, por servirnos de un ejemplo.

6. Diverticulitis

La diverticulitis es una patología digestible que consiste en la aparición de divertículos (pequeñas bolsas voluminosas) en el revestimiento de las paredes de la parte inferior del intestino abultado que, posteriormente, se inflaman (por infección o no), dando sitio a una sintomatología que incluye fiebre, sensibilidad abdominal, dolor y pinchazos en el abdomen. Hasta 1 de cada 5 pacientes experimenta complicaciones graves como por poner un ejemplo obstrucciones intestinales, así que es esencial detectar esta situación a tiempo.

7. Pancreatitis

El páncreas es un órgano de forma alargada ubicado por detrás del estómago de naturaleza glandular que cumple con una función tanto exocrina (liberando enzimas digestibles) como endocrina (liberando hormonas que regulan los niveles de azúcar en sangre). Así pues, la pancreatitis, que también puede manifestarse con pinchazos en la barriga, consiste en una inflamación de este órgano. Hablamos de una situación potencialmente grave que requiere de régimen con ayuno, administración de calmantes, inyección de líquidos intravenosos y, en algunos casos, cirugía.

8. Síndrome de Intestino Irritable

El Síndrome de Intestino Irritable (SII) es una patología crónica que afecta al intestino abultado y que, más allá de que no provoca cambios en el tejido intestinal, consiste en daños en el colon, con dolor, cólicos, hinchazón, cambios en las deposiciones y pinchazos en la barriga. Se trata de una nosología que perjudica a la calidad de vida y que puede ocasionar trastornos en el estado de ánimo, por lo que es importante detectarla y tratarla con un médico.

9. Apendicitis

La apendicitis es una inflamación del apéndice, un órgano vestigial ubicado cerca del punto de unión entre intestino angosto y colon, a causa de una infección del mismo. Se trata de una urgencia clínica probablemente mortal que requiere, para su tratamiento, de una extirpación quirúrgica del apéndice. El mal punzante en la parte inferior derecha del abdomen es un claro signo de esta nosología que tiene una incidencia de precisamente el 1%.

10. Cólicos menstruales

Los cólicos menstruales son dolores punzantes que se experimentan en la parte inferior de la barriga a lo largo de (o inmediatamente antes) del inicio del periodo menstrual. Son calambres propios de la regla que, más allá de que no derivan en adversidades médicas, sí que pueden ser un auténtico tormento para las mujeres con tendencia a padecerlos. Por este motivo es importante entender las tácticas para reducirlos.

11. Intolerancia alimenticia (o alergia)

Una intolerancia alimentaria es un trastorno no inmunológico consistente en la incapacidad aproximadamente seria de digerir un alimento preciso. La alergia, por su lado, es un trastorno inmunológico consistente en una reacción de hipersensibilidad a un alimento concreto. Sea como sea, ambas ocasiones tienen la posibilidad de derivar en reacciones intestinales que se expresan por norma general con pinchazos en la barriga. Por ello es esencial comprender si sufrimos alguna intolerancia o alergia alimenticia.

12. Colecistitis

La vesícula biliar es un órgano que, formando parte del hígado, se trata de una víscera hueca cuya función es la de acumular la bilis, una substancia digestible sintetizada por los hepatocitos y que, a lo largo de la digestión, es vertida al intestino angosto para digerir las grasas.

Pues bien, la colecistitis es aquella patología que consiste en la inflamación de la vesícula biliar. Generalmente hay que a la obstrucción de alguno de sus conductos por cálculos biliares. Suele expresarse con pinchazos en la barriga y debe tratarse siempre y en todo momento (por extirpación) para eludir adversidades graves.

13. Infección intestinal o estomacal

Existen muchos patógenos diferentes, tanto bacterianos como víricos, que colonizan alguna zona del aparato digestivo, provocando infecciones a nivel de estómago (como Helicobacter pylori) o, más muchas veces, de intestinos, con nosologías tan comunes como la gastroenteritis viral, la infección más contagiosa del mundo. Estas enfermedades se manifiestan con dolor en la barriga y aunque en general son leves, en pacientes de peligro pueden acarrear complicaciones. Por ello, frente casos graves, la visita al médico se hace esencial.

14. Úlceras estomacales

Las úlceras estomacales o úlceras gástricas son llagas abiertas que se desarrollan dentro del revestimiento del estómago, ocasionando dolor profundo, ardor y pinchazos en la barriga, todo ello debido al ácido gástrico entrando en contacto con la herida. Frente su aparición, hay que acudir de manera rápida al médico, pues habrá que efectuar un régimen para arreglar la causa de fondo (por norma general una infección por Helicobacter pylori) y achicar la producción de ácido en el estómago.

15. Endometriosis

La endometriosis es una enfermedad consistente en un desarrollo del endometrio, la mucosa que recubre el interior del útero, en lugares anormales, normalmente órganos pélvicos tales como los ovarios o las trompas de Falopio, cosa que provoca lesiones en dichos órganos y tejidos.

El primordial síntoma de esta enfermedad es el dolor pélvico asociado a cólicos menstruales, los cuales son bastante peores de lo habitual. El 50% de las mujeres con esta patología tienen problemas para quedarse embarazadas, así que en caso de duda, es indispensable pedir atención médica.

Deja un comentario