Blog

Las 4 claves de la comunicación asertiva en las compañías

Quienes llevan un tiempo teniendo una vida laboral activa saben que no todo lo que sucede en una compañía tiene que ver con el trabajo puro y duro de todos los humanos que conforman la organización, la creación del trabajo o el servicio que se proporciona a los clientes del servicio y consumidores.

El elemento comunicativo es fundamental para argumentar el éxito (o la carencia de este) en las empresas, y por esa razón entender de qué forma fluye la información resulta fundamental.

En este artículo nos vamos a centrar en cómo la comunicación asertiva influye en las organizaciones, y qué tácticas pueden ser utilizadas para promoverla.

¿En qué consiste la asertividad?

Comencemos definiendo el término “asertividad”, si bien sea resumidamente y en forma de resumen. La asertividad es el grupo de capacidades y predisposiciones psicológicas que nos permite hacer llegar aquello que creemos esencial comunicar aun si apreciamos que eso puede ofrecer rincón a ciertos enfrentamientos o generar ocasiones desapacibles, si bien sabiendo los sentimientos, opiniones y también intereses de los interlocutores.

Así, la gente asertivas logran expresarse defendiendo su propio de vista, valores y también intereses, pero respetando asimismo los de los demás, y sin dejar que el miedo a “romper el protocolo” o darle un giro al tono de la conversación las paralice.

Por otro lado, la asertividad tiene una dimensión individual y otra dimensión social. La dimensión individual es aquella que está relacionada con la personalidad y los patrones de comportamiento de cada sujeto, y la dimensión popular es la que debe ver con las activas de comunicación que dominan en la cultura de cierta sociedad, colectivo u organización. Esto supone que desde el mundo de las organizaciones es posible efectuar cambios para facilitar que la gente sean asertivas, lo cual beneficia el trueque de información de varias formas, haciendo que todo sea más fluido y dependa menos de los protocolos.

¿Cuáles son las virtudes de la asertividad en el planeta de la empresa?

Tal y como hemos citado, la asertividad potencia el buen desempeño de los flujos de comunicación en las organizaciones. Este hecho da sitio a distintas ramificaciones de efectos positivos para las compañías, que a continuación eremos con algo más de aspecto.

Observemos cuáles son los principales puntos positivos de promover la asertividad en las organizaciones.

1. Posibilita que los inconvenientes sean detectados e intervenidos a tiempo

Allí donde apenas hay asertividad, lo normal es que los integrantes de un equipo o departamento prosigan trabajando incluso a sabiendas de que hay un fallo en su forma de organización y de reparto de las tareas. No obstante, si se promueve la asertividad, es considerablemente más probable que alguien alce la voz y comunique lo que ha observado sobre lo que marcha mal, aun si técnicamente eso no forma parte de su trabajo.

2. Genera un tiempo organizacional más amable con los trabajadores

La asertividad refleja la filosofía de la empresa u organización en la que interactúan las y los trabajadores. Ver que forma parte del modelo de comunicación “por defecto” exhibe que la entidad basa su desempeño en el hecho de expresarse con espontaneidad, sin contar siempre y en todo momento con las limitaciones y la rigidez de los cargos y del organigrama.

3. Previene la aparición de enfrentamientos

Puede parecer contraintuitivo, pero en realidad tiene todo el sentido de todo el mundo. Merced a la asertividad, las cosas son comunicadas en el punto en el que han de ser comunicadas, evitando que los problemas se amontonen y afecten de forma negativa a más personas y con mayor intensidad. Además de esto, al llevarlo a cabo adaptándose al interlocutor, se establece una manera de enfocar el inconveniente que da rincón a una mentalidad constructiva, y no de luchas por el poder ni de reproches.

4 claves para potenciar la asertividad en las empresas

Estas son múltiples de las ideas claves desde las que se acostumbra partir para promover la asertividad en los contextos organizacionales.

1. Premiar el “meditar fuera de la caja”

Esto hará que el hecho de hablar sobre aquello que no forma parte rigurosamente de las tareas asignadas todos los días pueda ser retribuido, sobre todo si aporta un valor claro. Si no es de esta manera, es posible que se constituya un clima de trabajo en el que ese género de comportamientos sean vistos como una excentricidad a evitar.

2. No descuidar las relaciones informales

Los trabajadores y los integrantes de la compañía no son robots; habitualmente, la información más importante es comunicada por medio de canales de comunicación informal, que van más allá de los protocolos y del organigrama.

Comprender estos flujos de información es esencial para saber adaptar los mensajes a la hora de comunicarlos, y para conocer la civilización de una organización. Así, el fluído de información emitido por la empresa no será visto como “encorsetado” y o aparecerá el cuidado a la hora de charlar más allá del propio papel como profesional.

3. Poner el foco en el componente humano del trabajo

Será más fácil que exista una comunicación asertiva si los colegas de trabajo no son vistos como sencillos avatares que realizan una labor de producción, sino como personas con sus propios intereses, valores y emociones. Así, las cosas importantes van a ser comunicadas al unísono que el mensaje es adaptado a fin de que no dé lugares a malentendidos o enfrentamientos evitables.

Hay varias maneras de impulsar esto, entre ellas hay múltiples dinámicas de grupo, ejercicios de optimización de habilidades sociales, estrategias de negociación, arbitraje, gestión de los impulsos, etcétera.

4. Dar ejemplo

Al final, no se debe olvidar que comportarse según una serie de valores y principios de organización de trabajo es considerablemente más fuerte y también inspirador que ponerse un límite a poner todo eso por escrito en los manuales de protocolo y trabajo. De ahí que, los cargos medios y los directivos deben reflejar ese ideal de comunicación asertiva realizando ver sus dotes de liderazgo.

¿Deseas estudiar a hacer llegar mejor a la vez que gestionas tus emociones?

Si piensas en remarcar tus habilidades comunicativas y de manejo y canalización de las emociones, te pueden atraer los cursos diseñados por el equipo de expertos de Gurumind.

En medio de estos programas de capacitación ajustados a cada organización o empresa puedes localizar áreas de avance personal y de aprendizaje como el curso “Maestría Emocional” creado para que te resulte mucho más fácil expresarte y comportarte así como te agradaría y de manera segura, o el curso “De qué manera achicar el Agobio”, muy recomendable para perfiles especialmente orientados al campo profesional. Además de esto, los cursos usan la aplicación Gurumind, que incluye varios materiales con meditaciones guiadas, herramientas de Mindfulness y de técnicas de relajación, y más.

Para obtener más información sobre los programas de capacitación de Gurumind adaptados a las pretensiones de las organizaciones, visita su página.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba