Las técnicas de relajación y las adicciones

La adicción es una patología por la que es realmente difícil controlar hábitos, aunque varias personas creen (equivocadamente) que es una elección. Afortunadamente, hay muchas técnicas diferentes para lidiar con una adicción.

Algunos profesionales emplean las terapias de grupo, una forma de interención que es eficiente, puesto que sirve para hacer que la persona tenga un grupo de apoyo en el que poder refugiarse. Del mismo modo, ese círculo sirve como rincón seguro libre de prejuicios donde la persona puede sentirse suficientemente bien para charlar libremente y motivarse para cambiar.

La escritura terapéutica también funciona bien. Es mucho más, cada vez son más personas las que la emplean por el hecho de que asistencia al tolerante a que tome conciencia de su situación, al paso que logra expresar lo que no es con la capacidad de decir de manera oral.

La psicoterapia es otro de los procesos que sirven por fin que nos ocupa, sobrepasar adicciones. Es fundamental que se cree un vínculo de confianza entre psicólogo y tolerante, de otro modo, no va a ser eficaz.

Sin embargo, el conjunto de elementos terapéuticos sobre los que deseamos charlar son las técnicas de relajación aplicadas a las adicciones.

Las técnicas de relajación aplicadas a casos de adicción

Uno de los factores que provocan más de manera rápida una adicción a las drogas o cualquier otra substancia es la ansiedad. Sentirse superado y que no sabes por dónde salir te transporta a un estado desapacible en el que aprovechas cualquier cosa para no tener esa sensación.

De ahí que con lo que es elemental ser capaces de controlar la ansiedad, para que no llegues a ese estado en el que lo que necesitas es consumir. Igual sucede en el caso de las adicciones que no llevan sustancias tácitas.

Ahora bien, son muchos métodos y métodos los que se tienen la posibilidad de emplear como técnicas de relajación, todos ellos premeditados a estudiar a estar relajados y que la ansiedad y la angustia se reduzca sensiblemente. Aquí hablaremos de un par de métodos, que son los mucho más utilizados hoy en día.

1. Las técnicas de respiración

Sin duda, las técnicas de respiración son muy efectivas para alcanzar el nivel de relajación deseado. La persona que las utiliza, se tumbará de manera cómoda y boca arriba en una área que no resulte incómoda. Ahora, el asistente debe hacerle saber de qué manera está respirando de manera natural para luego ofrecerle información al respecto.

De esta manera, el asistido empezará a respirar con más calma y más relajación, trasladándose esta a su situación personal, sintiéndose en un estado de más calma que cuando comenzó.

Lo destacado es que una vez se aprende esta técnica, es aplicable en cualquier situación. Se puede emplear en caso de estar con el síndrome de abstinencia o simplemente, en el caso de estar agitados por cualquier fundamento.

2. Técnicas de meditación

La meditación es otra de las técnicas de probada efectividad. Más allá de que abarca varias cosas que no señalaremos aquí, podemos decir que lo que hace es calmar nuestra mente, algo que hacemos dejando de resistirnos a eso que pensamos.

Aprendemos a admitir lo que hay en nosotros, y no luchamos con ello. Es algo tal como potenciar nuestra conciencia y observar nuestro mundo interior sin intervenir en él.

Para esto, el tolerante debe prestar particular atención a eso que siente y a lo que piensa, sin resistirse.

¿Enserio ayudan en la adicción las técnicas de relajación?

Pues sí, y esa es la experiencia que nosotros tenemos en Fromm Confort. Es más, hay estudios que acreditan sus efectos positivos, entre aquéllos que se encuentra, por poner un ejemplo, la optimización de la digestión, un nivel de furia menor, una tasa mucho más pequeña de azúcar en sangre o la mejor concentración y estado anímico.

Deja un comentario