Salud de tu cerebro

Cafeína durante el embarazo: ¿cuánto es seguro?

La cafeína es un estimulante que aumenta la energía y aumenta el estado de alerta.

Se consume en todo el mundo, siendo el café y el té las dos fuentes más populares (1).

Aunque la cafeína se considera segura para la población en general, los funcionarios de salud recomiendan limitar la ingesta de cafeína mientras se espera (2).

Este artículo examina cuánta cafeína es segura para consumir durante el embarazo.

La cafeína tiene un efecto positivo sobre los niveles de energía, la concentración e incluso las migrañas en muchas personas. Además, algunas bebidas que contienen cafeína tienen beneficios para la salud.

Sin embargo, la cafeína puede afectar negativamente a algunas personas y ser peligrosa durante el embarazo.

Posibles beneficios

Se ha demostrado que la cafeína mejora los niveles de energía y la concentración.

Las investigaciones han demostrado que la cafeína estimula el cerebro y el sistema nervioso central, lo que puede ayudarlo a mantenerse despierto y aumentar el estado de alerta mental (2Trusted, 3Trusted).

Cuando se combina con analgésicos como el acetaminofén, también puede tratar eficazmente los dolores de cabeza (4).

Además, algunas bebidas con cafeína contienen antioxidantes y estos compuestos beneficiosos pueden proteger sus células del daño, reducir la inflamación y prevenir enfermedades crónicas (5, 6).

El té verde es particularmente rico en antioxidantes, pero otros tés y cafés también se encuentran en grandes cantidades (7, 8).

posibles riesgos

La cafeína tiene muchos beneficios potenciales, pero existe la preocupación de que pueda ser dañina si se consume durante el embarazo.

Las mujeres embarazadas metabolizan la cafeína mucho más lentamente. De hecho, puede eliminar la cafeína de su cuerpo 1,5 a 3,5 veces más. La cafeína también atraviesa la placenta y entra en el torrente sanguíneo del bebé, lo que genera preocupaciones de que podría ser perjudicial para la salud del bebé (9).

ACOG (Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos) afirma que los niveles moderados de cafeína por debajo de 200 mg por día no están asociados con un mayor riesgo de aborto espontáneo o parto prematuro (10).

Sin embargo, los estudios han demostrado que tomar más de 200 mg al día puede aumentar el riesgo de aborto espontáneo (11).

Además, alguna evidencia sugiere que incluso una ingesta baja de cafeína puede resultar en bajo peso al nacer. Por ejemplo, un estudio encontró que una ingesta baja de 50 a 149 mg por día durante el embarazo se relacionó con un 13% más de riesgo de bajo peso al nacer (9, 12).

Sin embargo, se necesita más investigación. Los riesgos de aborto espontáneo, bajo peso al nacer y otros efectos secundarios asociados con el aumento de la ingesta de cafeína durante el embarazo siguen siendo en gran parte desconocidos.

Otros efectos secundarios de la cafeína incluyen presión arterial alta, aumento de la frecuencia cardíaca, aumento de la ansiedad, mareos, irritabilidad, dolor abdominal y diarrea (2, 13).

Resumir La cafeína puede aumentar los niveles de energía, mejorar la concentración y aliviar los dolores de cabeza. Sin embargo, consumir grandes cantidades durante el embarazo puede conllevar riesgos, como un mayor riesgo de aborto espontáneo y bajo peso al nacer.

ACOG recomienda limitar su consumo de cafeína a 200 mg o menos si está embarazada o planea quedar embarazada (14).

Dependiendo del tipo y método de preparación, esto corresponde a aproximadamente 240 tazas de café (240-580 ml) o aproximadamente 240-960 ml de té por día (1).

Además de limitar el consumo, también se deben considerar las fuentes.

Por ejemplo, la Food and Dietetics Society recomienda evitar las bebidas energéticas durante el embarazo.

Además de la cafeína, las bebidas energéticas suelen contener grandes cantidades de azúcar agregada o edulcorantes artificiales que no tienen valor nutricional.

También contienen varias hierbas, como el ginseng, que se consideran perjudiciales para las mujeres embarazadas. No se conocen bien otras hierbas que se utilizan en las bebidas energéticas para garantizar que sean seguras de usar durante el embarazo (15).

También debe evitar ciertos tés de hierbas durante el embarazo, especialmente los hechos de raíz de achicoria, raíz de regaliz o fenogreco (16, 17).

Se dice que los siguientes tés de hierbas son seguros durante el embarazo (17):

  • Raíz de jengibre
  • Hojas de menta
  • Hojas de frambuesa roja (limite la ingesta a 1 taza por día durante el primer trimestre)
  • Lápiz labial limón

Al igual que con cualquier remedio a base de hierbas, se recomienda que consulte a su médico antes de beber té de hierbas durante el embarazo.

En su lugar, considere las bebidas con cafeína como el agua, el café descafeinado y el té descafeinado seguro.

Resumir Durante el embarazo, limite su consumo de cafeína a menos de 200 mg por día y evite las bebidas energéticas por completo. Algunos tés de hierbas son seguros para su uso, pero es mejor consultar primero a un médico.

El café, el té, los refrescos, las bebidas energéticas y otras bebidas contienen diferentes cantidades de cafeína.

A continuación se muestra una lista del contenido de cafeína de algunas bebidas comunes (1, 18):

  • Cafetería: 60-200 mg por porción de 8 oz (240 ml)
  • Café fuerte: 30 a 50 mg por porción de 30 ml
  • Compañero de Yerba: 65 a 130 mg por porción de 8 oz (240 ml)
  • Bebidas energizantes: 50 a 160 mg por porción de 8 oz (240 ml)
  • Para preparar té: 20 a 120 mg por porción de 8 oz (240 ml)
  • Bebidas sin alcohol: 30 a 60 mg por porción de 12 oz (355 ml)
  • Bebida de cacao: 3 a 32 mg por porción de 8 oz (240 ml)
  • Leche con chocolate: 2 a 7 mg por porción de 8 oz (240 ml)
  • Café descafeinado: 2 a 4 mg por porción de 8 oz (240 ml)

Recuerde que la cafeína también se encuentra en ciertos alimentos. Por ejemplo, el chocolate puede contener de 1 a 35 mg de cafeína por onza (28 gramos). En general, el chocolate negro tiene una mayor concentración (18).

Además, algunos medicamentos, como los analgésicos, pueden contener cafeína, que a menudo se agrega a los suplementos dietéticos, como las píldoras para adelgazar y las mezclas para antes del entrenamiento.

Si le preocupan los niveles de cafeína en su dieta, hable con su médico.

Resumir El contenido de cafeína del café, té, refrescos, bebidas energéticas y otras bebidas varía. Los alimentos como el chocolate, ciertos medicamentos y varios aditivos a menudo contienen cafeína.

La cafeína se consume en todo el mundo. Se ha demostrado que aumenta los niveles de energía, mejora la concentración e incluso alivia los dolores de cabeza.

A pesar de los beneficios de la cafeína, los funcionarios de salud recomiendan controlar su consumo durante el embarazo.

La mayoría de los expertos creen que la cafeína es segura durante el embarazo si su ingesta diaria de cafeína se limita a 200 mg o menos. Esto corresponde a aproximadamente 1-2 tazas (240-580 ml) de café o 2-4 tazas (540-960 ml) de té con cafeína.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba