¿Puede afectar la autoestima a la adicción?

Tal vez te hayas preguntado en algún momento si, de todos modos, de qué forma te ves a ti puede influir de alguna manera en la oportunidad de desarrollar una adicción, ya sea a una substancia o a un accionar. De eso es de lo que vamos a hablar en este artículo.

Es necesario apuntar, aunque es algo que hemos correcto en otros productos anteriores, que en el avance de una dependencia puede haber una gran cantidad de factores que influyen en ello, y sí, la autovaloración, la manera en la que nos percibimos nosotros, es uno de esos componentes determinantes. Así, observemos cómo interaccionan las adicciones y la autoestima.

¿Por qué razón es tan importante la autoestima como factor en el desarrollo de las adicciones?

Podemos decir que la autovaloración es la percepción que tiene el sujeto de su propio valor. Se ha descrito como una”evaluación emocional y cognitiva de uno mismo como humano”. Este elemento es fundamental, por el hecho de que directamente influye en de qué forma se sienten y se perciben a sí mismas la gente, pero también influye en de qué manera actúan con los demás.

Es más fácil que las personas que tienen un nivel aceptable de autoestimas se sientan bastante superior en todos los campos de su historia. También es esencial señalar que la estima que alguien tenga de sí tiene bastante que con sus vivencias y sus experiencias, y a que no es lo mismo haber vivido por ocasiones negativas que no haberlo hecho. Esto puede ocasionar culpa y otros sentimientos que puede llevar a cabo autopercibirte de una forma que no es real y que puede terminar lastimándote.

Lo realmente negativo de todo lo mencionado es que, si esa mala autoestima se alarga demasiado, puede llevar al avance de una adicción que te haga sentir mejor.

La autoestima es algo primordial

El no percibirnos positivamente influye en todos y cada uno de los campos de nuestra vida. Todo cuanto hacemos, pensamos y mencionamos está mal, nada puede ir bien por el hecho de que no tenemos la posibilidad de llevar a cabo nada bien. No lo podemos eludir, es como estamos, y en consecuencia, actuamos consecuentemente.

Por servirnos de un ejemplo, caso de que un chaval vive en un ambiente en el que siempre, por mucho que se esmere, se le afirma que no hace nada bien, a lo largo de varios años va a escucharlo. Ese bombardeo continuo va a hacer que tarde o temprano acabe interiorizando la iniciativa de que es verdad, que no hace nada bien, y poco a poco y sin él mismo quererlo, va adaptando su accionar a esa creencia que, para él, es un absoluto.

Adicciones y autoestima: ¿cuál es la relación?

La autoestima se puede conseguir en un corto plazo mediante la validación externa, lo que puede resultar en una falta de motivación y una menor autoestima. Por otro lado, otros creen que una alta autovaloración conduce a la independencia y la seguridad que son necesarias para una salud psicológica positiva.

Es importante notar que no en todos los casos podemos controlar de qué manera nuestras acciones impactan en nuestro sentido de la identidad. La relación entre adicciones o comportamientos negativos como el abuso de substancias y la baja autoestima se ha estudiado a lo largo de mucho tiempo, y hay, como hemos dicho antes, varios causantes comprometidos en esta relación, como el ambiente, la genética, las experiencias pasadas, los ámbitos sociales… Parece elogiable que estos componentes logren contribuir a que varias personas desarrollen adicciones.

Realmente, esta es la pescadilla que se muerde la cola, un círculo vicioso en el que un aspecto se nutre del otro: cuando no te valoras a ti, buscas una manera de aliviar todo el malestar que te genera. Eso lo haces con el alcohol, las drogas o algún otro objeto adictivo, pero, por otra parte, cuando consumes, te sientes mal pues lo haces, y nuevamente, andas en el punto de partida.

Cómo una adicción puede afectar la cabeza y el cuerpo

La adicción es un término que se refiere a cualquier tipo de comportamiento o sustancia que un individuo utiliza para agradar una necesidad psicológica o fisiológica. Aunque no siempre conduce a la adicción física, puede ocasionar dependencia mental y emocional de la substancia o comportamiento dependiente, lo que lleva a consecuencias para la salud a largo plazo.

Fromm Bienestar

El cerebro se ve afectado por la adicción de muchas formas diferentes, lo que puede provocar problemas de salud, como ansiedad, depresión e inclusive intentos de suicidio.

Deja un comentario