De qué manera iniciar como Psicólogo con el alta en la Seguridad Social en España

Tras tanto tiempo estudiado y haber acabado ya, comienzas a plantearte la oportunidad de abrir tu solicitud como psicólogo pero no tienes idea bien qué debes llevar a cabo.

Más allá de lo bastante que has estudiado descubres que sabes mucho más bien nada de leyes, trámites y gestiones múltiples que se tienen que hacer si lo que quieres es darte de alta en la Seguridad Popular y trabajar como profesional en lo tuyo.

Por fortuna, hoy traemos un poco de luz a la obscuridad y en las próximas líneas vas a encontrar una explicación sobre de qué forma iniciar como psicólogo dándote de alta en la Seguridad Social, aplicado para autónomos en España.

Guía para empezar a trabajar como sicólogo dándote de alta en la Seguridad Social

En todo el nivel, quienes estudiamos Psicología aprendemos toda clase de entendimientos relacionados con nuestra disciplina, claro está. Aprendemos sobre personalidad, neurodesarrollo, accionar social, estadística, psicofisiología y muchas otras mucho más áreas que pertenecen a lo esencial que ha de saber todo psicólogo para lograr ejercer su profesión.

Aunque nos enseñan de todo, hay un aspecto que se deja un poco de lado y que creo que deberían explicarnos un tanto mejor en todo el nivel: qué trámites son necesarios para poder ejercer de sicólogo.

Si bien es cierto que hay asignaturas que nos lo presentan un poco y, asimismo, en algunas formaciones de postgrado se enseña sobre qué trámites realizar para poder trabajar en una solicitud privada, la verdad es que el abultado promedio de los estudiantes recién graduados de Psicología no posee ni la más remota idea de qué realizar.

A fin de alumbrar un tanto el sendero del recién titulado respecto a esta cuestión, hoy hablaremos sobre de qué forma iniciar como Sicólogo dándote de alta en la Seguridad Social, algo que más allá de que nuestra web del ministerio DE ALGO lo explica con todo tipo de datos, aquí vamos a emprender los puntos más esenciales.

El alta en la Seguridad Social como psicólogo autónomo

La ley que administra el Alta en la Seguridad Social para trabajadores autónomos, en nuestro caso psicólogos, es la Ley 20/2007, de 11 de julio, cuya última actualización se efectuó el 31/12/2020. Se habla del Estatuto del Trabajador Autónomo, en la que se explicita qué se entiende como un profesional que trabaja como tal, definiéndolo de la siguiente forma:

“La gente físicas que efectúen de manera habitual, personal, directa, por cuenta propia y fuera del campo de dirección y organización de otra persona, una actividad económica o profesional a título lucrativo, den o no ocupación a trabajadores por cuenta ajena”.

Según esta ley, siempre y cuando se realice una actividad económica por cuenta propia y de forma frecuente, será obligación darse de Alta en el Régimen Particular de Trabajadores Autónomos (RETA), asimismo popular como Régimen Particular de Trabajadores por Cuenta Propia. Este trámite es obligación ajeno de cuál sea la duración del trabajo, su horario y la remuneración que se reciba por él.

Con respecto a este trámite es necesario resaltar algo. Se acostumbra oír que la gente que no cobran el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) no tienen la necesidad de darse de alta como autónomo. Esto no es cierto, puesto que la iniciativa clave de la ley que regula este aspecto no es la cantidad de dinero que cobremos, sino la continuidad de la actividad que desempeñemos. La obligación de darse de alta como autónomo se da cuando se realiza una actividad económica de forma habitual, al margen del salario que se perciba por ella.

Como curiosidad a este suceso, si efectuamos una actividad económica cualquiera de forma frecuente y, en lugar de ella percibimos 0€ (así sea por el hecho de que lo hacemos de forma asistencial o porque nos lo pagan de otras formas) nos tenemos que dar de alta como autónomos de todas formas.

Por contra, si la actividad que efectuamos tiene un carácter mucho más bien ocasional, en principio no va a haber la obligación de darse de alta. Sin embargo, en el caso de que aún trabajando de manera puntual percibimos un salario superior al SMI (1.108,33 euros mensual/13.300 euros anual 2021) si que requerirá realizar este trámite, aunque se puede destacar que esto tiene más relación con los casos de individuos que sobrepasan el SMI anual que no el por mes.

Igualmente, se deberá consultar con un administrador en caso de percibir un salario puntual que sea más prominente al SMI para salir de dudas sobre la necesidad de darse de Alta en la Seguridad Popular.

Pero, ¿qué se comprende por habitual y por puntual? La palabra “frecuente” almacena relación con “hábito”, y en este contexto se puede entender como toda aquella actividad llevada a cabo por un sicólogo que tiene continuidad y reiteración en el tiempo, al tiempo que “puntual” lo tenemos la posibilidad de relacionar con una actividad que, aunque guarde relación con la Psicología, se ha hecho de forma apartada, esporádicamente. Para entender mejor entre ambas ocasiones y discernirlas mejor, a continuación vamos a poner 4 casos.

Ejemplos

Observemos primero varios casos puntuales a modo de ejemplo, y después casos de trabajo frecuente como psicólogos.

Caso 1

Somos graduados en Psicología y disponemos el Máster General Sanitario, pero no ejercitamos. Sin embargo, en un momento dado un conocido que sabe que somos psicólogos nos pide como favor que escuchemos un problema que le angustia y tratemos de ayudarle. Como compensación por haberlo ayudado y dedicado algo de tiempo, nos paga 50€.

Casos 2 y 3

Estamos trabajando en la empresa de albañilería nuestro padre pese a ser psicólogos. Nuestra tarea es asistirle y, en caso de que se presenten nuevos aspirantes, les hacemos la entrevista y valoramos su perfil actuando un poco como “personal de recursos humanos”.

Un día, un centro de nuestro municipio se pone en contacto con nosotros pidiéndonos si tenemos la posibilidad de realizar una conferencia sobre Psicología en su centro, hablando de qué capacitación es precisa, qué salidas hay y de qué manera es la profesión del sicólogo. Hacemos la charla y el centro nos paga 450€.

En estos 2 casos podemos ver que la actividad relacionada con la Psicología se efectúa de manera esporádica. En el primer caso se actúa como psicólogo clínico únicamente una vez, atendiendo a un solo paciente y de manera aislada, sin hacer una psicoterapia propiamente esa. En el segundo caso actuamos muy de vez en cuando como algo similar a un individuo de recursos humanos y únicamente una vez como docentes sobre psicología. En ninguno de los dos casos haría falta darse de alta en la Seguridad Popular como psicólogo.

Caso 3

Acabamos de arrancar una solicitud de Psicología y nos anunciamos como psicólogos psicoterapeutas por nuestra ciudad.

Al margen de si tenemos o no clientes del servicio un día dado, disponemos de una oficina a tiempo completo y nos encontramos prestos a recibir llamadas de 9.00 a 17.00, realizando psicoterapia de lunes a viernes e indicamos que cobramos entre 25 y 45€ la hora según si es primera sesión, género de inconveniente a tratar y terapia de pareja.

Caso 4

Abrimos una página web en donde ofertamos sesiones de Psicología clínica vía en línea. Como en la situacion anterior, disponemos de un horario de atención a nuestros pacientes de 9-17h, con precios afines e señalamos que nos especializamos en sexología y relaciones de pareja.

En ambas situaciones nos tenemos que ofrecer de alta como autónomos en la Seguridad Popular porque, si bien tengamos muy mala suerte y no recibamos cliente alguno durante una semana entera, nos encontramos ofreciendo un trabajo frecuente.

Importante: al margen de si poseemos o no la obligación de darnos de alta en autónomos, no significa que no tengamos la obligación de facturar y declarar cualquier ingreso por trabajo a la Agencia Tributaria.

Los trámites y demás papeleo

Para darse de alta como psicólogos en la Seguridad Popular tenemos que seguir un trámite, concretamente el de darse de Alta en la Seguridad Social en el Régimen Particular de Trabajadores Autónomos. Como hemos citado, este trámite será obligatorio realizarlo en el momento en que la actividad que vamos a desempeñar como psicólogos se realice de forma habitual o se trate de una tarea puntual pero donde percibamos una retribución económica mayor que el SMI.

Los requisitos para poder darse de alta son:

  • Haberse dado de alta en Hacienda en los 30 días precedentes a la fecha de alta en la Seguridad Social.
  • En caso de que el Alta en Hacienda fuera por una actividad puntual se va a deber argumentar y probar que tal era una actividad puntual.
  • Cuenta del banco a nuestro nombre
  • Certificado digital

La documentación necesaria para pedir tal trámite es:

  • Modelo TA0521
  • DNI / NIF
  • Copia u original de nuestra Alta en Hacienda.
  • Tarjeta de Afiliación a la Seguridad Social (solo en caso de haber trabajado por cuenta extraña con anterioridad).

Este trámite, como con todo en temas de burocracia, se puede llevar a cabo por dos vías: la online (aconsejable) y la presencial (poco recomendable). La primera se puede realizar a través de la Sede electrónica de la web de la Seguridad Popular y usando el Certificado digital, donde nos solicitarán los documentos pertinentes y desde la tranquilidad de nuestra casa. En la presencial, en el caso de atrevernos, vamos a deber soliciar cita anterior y acudir a la delegación territorial de la Seguridad Social que sea correcto.

Una vez realizado los trámites, la documentación que nos entregarán va a ser el resguardo del Modelo TA0521.

En principio, este trámite piensa un coste total de 0€ pero algunos de los trámites que se tienen que llevar a cabo relacionados con este necesitan entendimientos legales especialistas como, por ejemplo, la base de cotización, el cálculo de beneficios, las coberturas por las que se cotiza y otros muchos. Para que nos sea más fácil el proceso es conveniente asistir a expertos, como un administrador y asesor que nos asistan en este proceso. Esto va suponer que tengamos que pagar, claro está, pero es conveniente ya que nos van a quitar un verdadero quemacocos.

Pago Por mes o cuota de autónomos

Desde el 1 de junio de 2021 y hasta final del mismo año, la cuota mensual de autónomos en España será de 289 si se cotiza por la base mínima y 1.245,45 si se cotiza por la base máxima.

Cuota Plana

La Tarifa Plana de la Seguridad Popular consiste en una reducción temporal de la cuota de la Seguridad Popular, y es aplicable a los nuevos autónomos en el momento en que se dan de alta. Esta tarifa plana radica en empezar con un pago mensual de 60€ (hasta hacía poco eran 50€) a la Seguridad Social en lugar de los 286,15 que constituyen la cuota por mes mínima en 2021.

Los requisitos para poder aspirar a la Tarifa Plana son:

  • Darse de alta por vez primera como autónomo.
  • No haber estado de alta como autónomo en los últimos dos años (3 en el caso de haberse disfrutado de algún tipo de bonificación anterior)
  • Que hayan pasado por lo menos tres años desde el instante en que nos dimos de baja como autónomos en caso de habernos dado de alta como tales de antemano.*
  • No ser autónomo colaborador (régimen particular para familiares de los autónomos).
  • Se puede reiterar siempre y cuando hayan pasado 3 años entre la baja y la siguiente alta.

Deja un comentario