Las 5 diferencias entre abductor y aductor

El cuerpo humano está compuesto por mucho más de 650 músculos, los órganos clave del sistema locomotor que presentan funcionalidades imprescindibles como permitir el movimiento, sostener los huesos, alzar pesos, desarrollar expresiones faciales, mantener el corazón latiendo, permitir la respiración… No es de extrañar, ya que, que el 40% del peso del cuerpo de un adulto sea correcto a la masa muscular.

Y si bien cada uno de nuestros músculos sea, de todos modos, un órgano individual con una función específica para la que está con perfección desarrollado a nivel tanto morfológico como mecánico, lo cierto es que son pocos los que tienen el honor de formar parte del conocimiento colectivo.

Existen algunos músculos que, más allá de su enorme relevancia en el sistema locomotor, son mucho más desconocidos. Y es más, algunos solo semejan tener relevancia cuando padecemos lesiones en ellos. E inclusive algunos los confundimos entre ellos. Los aductores y los abductores reúnen todas estas características.

Los músculos abductores y aductores, a pesar de que suelan confundirse por la más que evidente semejanza ortográfica, cumplen con funciones mecánicas muy distintas. Y si quieres entender de una vez por todas las primordiales diferencias fisiológicas entre ellos, llegaste al rincón adecuado. En el artículo de el día de hoy veremos por qué abductores y aductores son tan distintos y, al unísono, tan relacionados.

¿Qué son los abductores? ¿Y los aductores?

Antes de enseñar sus mucho más importantes diferencias con apariencia de elementos importante, creemos que es atrayente (pero también esencial) ponernos en contexto y comprender, de forma individual, qué son. Por este motivo, ahora vamos a definir qué son los músculos abductores y los músculos aductores. Comencemos.

Músculos abductores: ¿qué son?

Los músculos abductores son aquellos que tienen como función mover una parte del cuerpo alejándola de su eje. Es muy importante quedarnos con esta definición, pues es aquí donde está el origen de las diferencias con los aductores que veremos mucho más adelante.

Los más conocidos son los que están en la parte externa del muslo. En verdad, hay seis músculos abductores que se encuentran en la parte externa de la pierna, cerca de la cadera, y que nos asisten a separar las piernas, esto es, a subir la pierna de forma del costado y separarla de la línea media del cuerpo.

Estos músculos abductores son el glúteo mayor (el músculo extensor de la cadera más esencial), el músculo sartorio (el músculo más largo del cuerpo humano), el tensor de la fascia lata (su lesión se encuentra dentro de las más frecuentes entre runners), el músculo piramidal, el glúteo menor y el glúteo mediano. Estos son los músculos que dejan espantar la pierna de su eje.

Sea como sea, lo esencial es que los músculos abductores de la cadera, populares también como abductores del integrante inferior, se encuentran en la parte externa del muslo y de los glúteos y son los oponentes de los aductores de la cadera. Abductores y aductores son antagonistas, pero no por este motivo enemigos. En verdad, de sus diferencias emite una impecable complementación para ofrecer la seguridad precisa a la zona del cuerpo en la que está.

Es esencial tener en cuenta que, más allá de que estos abductores del muslo sean los más populares (y importantes en la medicina deportiva), no son los únicos músculos abductores del cuerpo. Todas y cada una aquellas regiones que precisan de movimientos de separación de un eje (como los pulgar) tienen abductores. Incluso hay músculos abductores oculares que alejan los ojos de la nariz.

En resumen, abductor, que procede del latín “sostener alejado”, es todo el que músculo que centra su actividad contráctil en espantar parte del cuerpo de su eje, algo especialmente importante en las piernas (las separan la una de la otra y dejan abrir las piernas) pero presente asimismo en muchas otras zonas del sistema locomotor.

Músculos aductores: ¿qué son?

Los músculos aductores son aquellos que tienen como función mover una parte del cuerpo acercándola a su eje. Nuevamente, esta es la definición clave y con la que debes quedarte. Como hemos visto, son músculos antagonistas pero complementarios a los abductores, que realizan la función mecánica contraria pero necesaria para que los dos estén en equilibrio fisiológico.

De la misma manera, los mucho más conocidos son los que están en la parte interna del muslo. En las piernas tenemos un total de cinco músculos que, siendo independientes pero con una tarea común, conforman el aductor: músculo pectíneo, músculo aductor mayor, músculo aductor corto, músculo aductor largo y músculo grácil.

Sea como sea, lo esencial es que estos músculos aductores, asimismo populares como músculos aductores del miembro inferior, tienen, situándose en la cara interna del muslo, la función de cerrar las piernas. Esto es, de llevar el muslo a la altura de la línea media del cuerpo y arrimar una pierna a la otra.

Tener unos aductores fuertes es esencial en varios deportes, especialmente en las disciplinas de fútbol, natación, ciclismo y running. Por este motivo, es primordial no olvidarnos de estos músculos y hacer ejercicios para potenciarlos. En el gimnasio hay máquinas que permiten trabajarlos, pero también se puede hacer desde casa.

Nuevamente, pese a que los más famosos sean los de las piernas, están en muchas otras regiones del cuerpo. De hecho, todos los ejemplos de abductores que vimos antes tienen un aductor antagonista con el que se complementa. Siempre que hay alguien que tira hacia fuera (abductores) tiene que haber alguien que tire hacia dentro (aductores).

Para resumir, aductor, que proviene del latín “acercar”, es todo aquel músculo que centra su actividad contráctil en arrimar parte del cuerpo a su eje, algo que, más allá de que es singularmente relevante en los muslos para acercar las piernas entre ellas, es esencial en muchas otras zonas del organismo donde hay que arrimarse a la línea media del cuerpo.

¿Exactamente en qué se diferencian los músculos abductores y los aductores?

Tras analizar individualmente qué son, seguramente las diferencias entre abductor y aductor quedaron más que visibles. Aun de esta manera, por si quieres o precisas tener la información con un carácter más visual, hemos listo la próxima selección de las más importantes diferencias entre músculos abductores y aductores en forma de elementos importante.

1. Los abductores distancian del eje; los aductores, acercan

Como ya comentamos, esta es la diferencia más esencial. Y la que se puede utilizar a todos los grupos de músculos abductores-aductores del cuerpo (no solo a los de las piernas), como los de, además de los muslos, las manos, los dedos, los pulgares, los pies, los ojos, etcétera.

Los músculos abductores son aquellos que tienen la función mecánica de separar una parte del cuerpo de su eje, es decir, de realizar movimientos externos. Esto, en el caso de las piernas, se traduce en movimientos laterales que separan una pierna de la otra. En cambio, los músculos abductores son esos que tienen la función mecánica de acercar una parte del cuerpo a su eje, esto es, de realizar movimientos internos. Esto, en la situacion de las piernas, se traduce en juntar una con la otra.

2. Los abductores están en la cara externa del muslo; los aductores, en la interna

Una diferencia para utilizar a los músculos del miembro inferior, que, como comentamos por activa y por pasiva, son los mucho más relevantes a nivel deportivo. Los músculos abductores, para aceptar estos movimientos de alejamiento de piernas, están situados en la parte de afuera del muslo (miran hacia fuera), lugar desde donde efectúan las contracciones que permiten los movimientos de abducción que ya hemos detallado.

Por su parte, los músculos aductores, para aceptar estos movimientos de acercamiento entre las dos piernas, se sitúan en la cara interna del muslo (miran hacia dentro), lugar desde donde realizan las contracciones musculares que se traducen en estos movimientos de aducción que permiten el acercamiento al eje.

3. Los abductores y aductores son oponentes

Como pudimos ver, los músculos abductores y aductores son antagonistas, pues efectúan funciones totalmente opuestas. Los abductores apartan y los aductores juntan. Pero esto no significa que sean “contrincantes”. Todo lo contrario. Los abductores precisan de los aductores y los aductores, de los abductores. Y sucede que es exactamente el hecho de que efectúen funcionalidades opuestas lo que permite que, en la región del cuerpo en la que se encuentran, haya un perfecto equilibrio mecánico y fisiológico entre los movimientos de separación y acercamiento al eje.

4. Los aductores separan de la línea media del cuerpo, los aductores, juntan

La línea media del cuerpo es una línea imaginaria que va desde la cabeza hasta los pies y que divide el organismo en un hemisferio derecho y otro izquierdo. Y, en este sentido, con lo que vimos, está claro que los músculos abductores hacen que parte del cuerpo se aleje de esta línea media, al tiempo que los aductores hacen que esa misma zona se acerque a esa línea imaginaria.

5. Los abductores del integrante inferior son seis; los aductores, cinco

Volvamos a centrarnos en los músculos del miembro inferior para enseñar nuestra última diferencia. Al tiempo que los músculos abductores de la pierna son un total de seis (glúteo mayor, músculo sartorio, tensor de la fascia lata, músculo piramidal, glúteo menor y glúteo mediano), los aductores de la pierna son un total de cinco (músculo pectíneo, músculo aductor mayor, músculo aductor corto, músculo aductor largo y músculo grácil). Cada uno es sin dependencia pero se complementa con los de su familia para permitir la abducción o la aducción, respectivamente.

Deja un comentario